was successfully added to your cart.
Tag

Artículos de música

MARIZA – concierto en Madrid

Mariza Fado

“La crisis acerca más a la gente al fado”

La fadista Mariza regresa a Madrid cuatro años después con un concierto “intimista”

 

A Mariza le gustaría volver a aquellos años. A Zalala, la taberna de sus padres, donde escuchó sus primeros fados mientras servía las mesas. A las escalinatas sinuosas y las casas de color pastel del humilde barrio de Morería (Lisboa) donde la señalaban como la niña “que cantaba diferente”. Regresa a los conciertos tras un año de retiro por el nacimiento de su primer hijo. “Me estaba volviendo un poco loca, no puedo vivir sin cantar, es algo que me alimenta”.
Le podía la añoranza, la saudade quizás. “He echado mucho de menos el escenario, a los amigos, al público”. Ahora, cuando interpreta, la fadista rubia platino siente que está en aquella primera taberna o en la estrecha tasca do Chico, en el barrio lisboeta de Alfama, por la que a veces se deja caer. Quiere dar las gracias. “Es un obrigado a los que me han servido como profesores sin saberlo en todos estos años”. A los espontáneos a los que escuchaba en las calles del barrio. “A esas personas que me han envuelto con la música y con el sentimiento del fado”.
De eso va su último disco, Fado Tradicional, y el concierto que ofrece este domingo en Madrid en el II Festival Fado en los Teatros del Canal (Cea Bermúdez, 1). “Es un espectáculo más intimista, quiero estar más cerca de la gente”, explica al teléfono desde Portugal. Su última actuación en Madrid fue en 2007, cuando cantó con Miguel Poveda en el Auditorio Nacional tras participar en la película Fados, de Carlos Saura.
Mariza (Maputo, Mozambique, 1973) ha mezclado el género portugués con casi todo: jazz, soul, blues, música clásica, flamenco. “Llevo 10 años haciendo festivales muy diferentes, el fado combina muy bien. Es una música muy portuguesa, sí, pero también muy universal”.
En España ha colaborado con Poveda, José Mercé, con Concha Buika y el productor Javier Limón. ¿Tiene a alguien más en mente? “Eso no se planea. La música no es algo cerebral ni matemático. Hay que sentir empatía, energía, corazón…”. Pausa. Sí, hay alguien con quien interpretaría hoy mismo, sin conocerlo. Pero “a los dioses no se les pide nada”. El dios es Paco de Lucía. “Me encantaría que tocara un fado para mí”.
Mariza es embajadora del fado. Cuando fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2011, una periodista escribió: “Por lo menos esto nos ayuda a subir la autoestima, ¿no?”. Se queda pensativa. “Increíblemente, en este momento tan gris en Portugal, la gente se acerca más a la cultura, a la música, al teatro, al fado, porque alimentan el alma”. No se le ocurre ningún fado para ilustrar la crisis ni se atreve a citar cuál es su favorito. “Es como decirle a una madre que elija a uno de sus cinco hijos…”.
Desde que la Unesco les otorgó la distinción, siente que en su país hay más respeto por esta música nacida en los burdeles del siglo XIX. “Hay más gente que lo intenta estudiar, entender, cuidar. Ha sido muy importante para conquistar al público más joven, para que intenten conocer su historia y seguir adelante”. Promete un nuevo disco cuando termine la gira. Aún no hay detalles. “Sé que lo haré, pero aún no sé cómo. Primero tengo que sentirlo”.

 

Notícia El País: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/06/22/madrid/1340392156_411310.html

Festival de Fado en Madrid – conciertos, cine, exposiciones, conferencias – Portugal

Fado Portugal

Abordar el Fado por imágenes en movimiento es un desafío distendidamente difícil.

Sin embargo, se bien pensarnos el cinema Portugués, es aún más difícil no presentirnos que hay siempre Fado en las películas, en cualquier película de filmografía – se pasa en el interior de las historias de ficción y en la mirada de los personajes que las habitan, en la luz del cielo de las paisajes y en la del mar y, más todavía, en ese otro canto, el de las das gaviotas, que los nuestros autores incansablemente persiguen.

Pero será de hecho posible dar a ver la melancolía, el lamento, las emociones y a las memorias que viajan por la voz de los fadistas y por el tocar de los instrumentos que los acompañan? Un tal ejercicio podrá resultar se cineastas y técnicos, músicos e intérpretes se hundieren en un solo cuerpo, como oficiantes de un secreto ritual. Solo entonces, con profundo amor y respecto que presiden a cualquier celebración, podrá la alteridad de la naturaleza y del discurso de los territorios Cine y Fado ser transmutada. E el vuelo – soñado por una de las artes (la cinematográfica), de registrar, traducir y revelar la otra (la de la interpretación del Fado) – acontecerá.
Las películas que el Festival Fado 2014 presenta ahora en Madrid son testigos de las tentativas osadas por diferentes realizadores para, venciendo temores y prejuicios, materializaren el deseo de captar, dar a ver y escuchar la misteriosa esencia de este canto urbano, raro, Portugués.
Maria João Seixas

 

Del 18 al 21 de Junio de 2014

http://www.festivalfadomadrid.com/programa/

×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡