was successfully added to your cart.
Tag

Falsos amigos español y portugués

Falsos amigos portugués y español, ¡tan cerca y tan lejos!

¿Por qué el portugués es por veces tan difícil?

he estado recopilando información para demostraros a todos vosotros que el portugués es la lengua más fácil del mundo para un español, que aprenderlo no conlleva ningún tipo de dificultad y que aquellos que dicen que “es muy difícil” son unos quejicas. Y por si alguno sigue pensando que diciendo lo anterior NO estoy siendo irónica… (quéee vaaa…)
Lo dejo más claro con esta etiqueta: [/FIN DE LA IRONÍA]

Como estudiante de portugués y amante de la lengua, estoy harta de escuchar frases como “¿estudias portugués? ¿para qué? pero si es igual que el español…” o “pues yo nunca he estudiado portugués, pero pongo la radio y me entero de lo que dicen”. No negaré que el portugués, comparado con las lenguas germanas y asiáticas, entre otras, es sencillo (ya que, para estudiarlas, es necesario llevar a cabo un proceso de descodificación mayor) Pero el portugués es igual de difícil que cualquier otra lengua romance. Y creedme cuando os digo que aprender la gramática portuguesa y el sistema fonético no es moco de pavo. Y como no quiero extenderme más en este aspecto (quizás haga más entradas defendiendo el portugués, pero otro día) voy a pasar al concepto del que os quería hablar hoy.

Falsos amigos portugués – español

Vestimenta

Roupão – Albornoz
Albornoz – Chilaba
Blusão – Cazadora
Blusão (Brasil) – Sudadera, chaqueta de deporte
Túnica – Blusón
Bolso – Bolsillo
Mala – Bolso
Farda – Uniforme (militar, de la policía…)
Jaqueta – Torera de los trajes regionales (en desuso)
Jaqueta (Br) – Cazadora (en portugués de Portugal, “blusão”)

Animales
Gaio – Arrendajo
Mariposa – Polilla
Perú – Pavo
Pluma – Plumón
Pena – Pluma

Verbos
Alargar – Ensanchar
Aleijar – Mutilar
Apagar – Borrar
Colar – Pegar
Pegar – Coger (un objeto, por ejemplo. “Coger el autobús” sería “Pegar o autocarro” (Brasil))
Embalar – Acunar
Estofar – Forrar, tapizar
Estafar – Agotar, estar agotado
Exprimir – Expresar
Gozar – Bromear
Tergiversar – Dar la espalda (en un ámbito más formal; política, periodismo…)

Adjetivos
Borracho – Bonito, agradable (referido al físico)
Simples – Humilde
Porreiro – Guay
Esquisito – Raro
Espantoso – Maravilloso
Chato – Pesado

Alimentación
Ameixa – Ciruela
Camarão – Langostino
Langostim – Cigala
Rebuçado – Caramelo
Salsa – Perejil

 

Los portugueses no dan su opinión: la exprimen
Los portugueses no cogen las cosas: las pegan
Los portugueses no bromean: gozan
Los portugueses no te dan la espalda: tergiversan
Los portugueses no son humildes: son simples

Los portugueses no están agotados: están estafados
Los portugueses no están buenos: son borrachos
Los pájaros portugueses no tienen plumas: tienen penas
La comida portuguesa no está riquísima: está espantosa
Los portugueses no dicen que algo está raro: dicen que algo está esquisito
Los portugueses no acunan a sus niños: los embalan

Fuente: http://laberintosconceptuales.blogspot.com.es/

Falso amigo: despido (portugués) ≠ despido (español)

En castellano, por si alguna alma cándida aún no lo sabe, un despido es la expulsión de una persona de su puesto de trabajo. Por otra parte despido, en portugués, es un adjetivo, el participio del verbo despir(=despojar, desnudar)  y significa desnudo. Da la sensación que esta pareja de falsos amigos tienen más relación que otras, pero no es así desde el punto de vista etimológico.

El verbo despir portugués viene de pes, pedis (= pie en latín). De aquí surgieron dos verbos, impedire yexpedire. Impedire era poner un pie a modo de zancadilla con objeto de estorbar el paso y expedire lo contrario: dejar el camino expedito, que diríamos en castellano. Pues bien, el portugués transformó expedireen despir; primero perdió la d intervocálica (cosa que el portugués hace con cierta alegría) y el portugués medieval conoció el verbo espir. Después, en el siglo XV se cambió el prefijo ex- por des- porque sonaba más culto. Despir significa quitar, despojar, desnudar; y despido significa desnudo.

Despido en castellano es la forma nominal del verbo despedir. Viene del verbo latino expetere, a su vez descendiente de petere (=pedir). En el castellano antiguo se utilizaba la forma reflexiva espedirse o despedirse con el significado de “pedir licencia para marcharse”. El sustantivo que hace alusión a la acción de despedirse sería despedida, pero al verbo despedir le corresponde más bien el despido. Y no quiero ponerme sarcástico, pero está claro que hoy en día es la forma no reflexiva la que más juego está dando. En cualquier caso, la palabra despido se traduce en portugués como despedimento (en Portugal) o demissão (en Brasil). Así que a tomar nota: en las manifestaciones de nuestros vecinos se lucha “contra os despedimentos”y no “contra os despidos“.

Bueno, utilizo la forma reflexiva del verbo y me despido de todos vosotros hasta el siguiente falso amigo.

Fuente

 

 

Falso amigo: borracha (portugués) ≠ borracha (español)

Para referirnos a una persona borracha en portugués no decimos borracha, sino bêbada o alcoolizada. En portugués una borracha puede ser varias cosas; entre otras, una goma de borrar, como se sugiere en la ilustración. Algún diccionario etimológico la hace derivar de la palabra “borrar” castellana. Tiene su lógica. Pero la cuestión es que ese significado de borracha es secundario, pues también significa caucho y otros elementos relacionados con él. Al árbol del caucho en portugués se llama árvore-da-borracha, por ejemplo. Los antiguos indígenas americanos utilizaban este producto vegetal para impermeabilizar recipientes. Al descubrir esta propiedad del caucho, uno de sus usos fue reforzar la parte interna de la bota, de la borracha; y más acertada parece la tesis de que, en portugués, el material (caucho) adquirió el nombre del objeto (borracha). A partir de ahí una borracha es también una manguera y una borracharia un taller de neumáticos. Y, en fin, cuando se descubrieron las propiedades correctoras del caucho, la borracha dio nombre también en portugués, a la goma de borrar.

La relación, por tanto, entre borracha (=goma de borrar) y borrar es discutida, pero nos puede valer como truco mnemotécnico a los hispanohablantes. Por cierto, y aunque no venga a cuento. ¿Alguien ha sido testigo alguna vez del momento en que se acaba una goma de borrar?

Fuente

 

Falso amigo: doce (portugués) ≠ doce (español)

Doce [‘dosi] en portugués no es doce, sino dulce.

El doce portugués y el dulce español tienen evidentemente la misma raíz etimológica.

Los dos vienen del latín dulcis, pero en portugués, igual que les ocurre a volar, a dolor y a cielo, que se convierten en voardor y céu, pierde la l.

Para decir doce en portugués se utiliza la palabra doze [‘dozi]; es parecida, pero no es igual.

Fuente

 

Falso amigo: ninho-niño

La palabra portuguesa ninho [‘niɲu] no significa niño sino nido. Aunque el nido es el lugar donde las aves tienen a sus crías, sus niños, ninho y niño no están etimológicamente relacionadas. Ninho proviene del latínnidus, igual que nuestro nido. Por el camino perdió la d, lo cual no es extraño. Gran cantidad de d intervocálicas latinas han desaparecido en el castellano. Credere >; creer, crudele >; cruel, fidele >; fiel. El mismo nido estuvo vacilando en el castellano antiguo entre las formas nido y nio para quedarse definitivamente en la forma más culta, nido. Más nos extraña el dígrafo nh (sonido ñ) aparecido de la nada. En fin, es una especie de nasalización que se puede observar también en el adjetivo posesivo minha (=mía), proveniente de mea. Por otra parte, la palabra española niño no viene de nidus. En tiempos se la relacionaba de la voz portuguesa menino, de similar significado, pero hoy en día se cree que es una voz expresiva creada por el lenguaje infantil.

Fuente
×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡