was successfully added to your cart.
Tag

Artículos de aprende portugues

Lee este post si quieres seguir aprendiendo portugués y ponerle acción


En nuestro post anterior, “Cómo ponerle acción al portugués”, hablamos acerca del corazón del idioma: el verbo, que es precisamente quien la lleva a cabo. Vamos a seguir repasando lo aprendido en la academia o en las clases de portugués online, aunque si estas aprendiendo portugués por tu cuenta también te servirá. Hoy os proponemos ir un pasito más allá, para seguir aprendiendo portugués vamos a ver algunas reglas para el uso de la voz pasiva y del subjuntivo.

LA VOZ PASIVA

La “voz passiva” es bastante sencilla de formar, siempre que prestemos atención al tiempo verbal.
Tenemos que coger el verbo auxiliar “ser”, que puede estar en cualquiera de sus combinaciones posibles, y añadirle el verbo principal en participio pasado. Aquí, este participio pasado funcionará como adjetivo. Por ejemplo: “A María é amada pelo Luís” (María es amada por Luis).

EL CAUSANTE DE LA VOZ PASIVA

Tenemos que tener en cuenta al causante de la acción pasiva, que formaremos con las preposiciones “por” o “de”. En el ejemplo anterior, se usó la preposición “por” más el artículo “o” (que quedó “pelo”) para referirse a Luis.

Cuando ocurre que en una frase pasiva no se nombra al causante de la acción, se puede formar la frase usando la forma reflexiva del verbo. Por ejemplo: “Vendem-se abacaxis” (Se venden piñas).

EL SUBJUNTIVO

El portugués utiliza el subjuntivo para varias cosas, entre ellas:

  • Para expresar inseguridad. Por ejemplo: “Talvez ele coma alguma coisa quando voltar do trabalho” (Quizás él coma algo al regresar del trabajo).
  • Para transmitir sentimientos y sensaciones o decir algo de manera subjetiva. Por ejemplo: “Todos esperam que ela diga a verdade” (Todos esperan que ella diga la verdad).
  • Para dar órdenes. Por ejemplo: “Escutem-me!” (¡Escuchadme!)
  • Para frases impersonales. Por ejemplo: “É melhor que + Subjuntivo” (Es mejor que…)
  • Para hablar en condicional. Por ejemplo: “Se eu soubesse disso, então eu poderia te ajudar” (Si lo hubiese sabido, tal vez podría haberte ayudado).

CUÁNDO PIDEN EL SUBJUNTIVO

Hay verbos que expresan emociones que parecieran pedir sí o sí el uso del subjuntivo, como por ejemplo: “sentir”, “lamentar” o “gostar que” (quisiera que…).

“Además, hay ciertos verbos que ellos mismos piden que el verbo subordinado vaya en subjuntivo. Alguno de ellos son: “desejar” (desear), “pedir”, “proibir” (prohibir), “querer” o “recomendar”, entre otros. ( para ir con subjuntivo, en Portugal, el verbo tiene que tener después  que)

Y, como si fuera poco, hay conjunciones en portugués que también piden el subjuntivo, como por ejemplo: “ainda que” (todavía), “desde que”, “para que” o “embora” (aunque), etc.

PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO DEL SUBJUNTIVO

El “Perfeito Composto do Subjuntivo” se forma con la conjugación del auxiliar “ter” (tener) en subjuntivo presente más el participio pasado del verbo principal para indicar una acción anterior que ya está finalizada. Por ejemplo: “Eu espero que você tenha estudado” (espero que hayas estudiado).

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO COMPUESTO DEL SUBJUNTIVO

El “Pretérito mais-que-perfeito compost do subjuntivo” se forma con la conjugación del auxiliar “ter” o de “haver” en pretérito imperfecto, más el participio del verbo principal.

Es una especie de “pasado del pasado” que indica un hecho que ocurrió antes de otro, que también ya ha ocurrido. Por ejemplo: “Se nós tivéssemos chegado cedo, não teríamos perdido o início do filme” (Si hubiésemos llegado temprano, no nos habríamos perdido el comienzo de la película).

FUTURO DEL SUBJUNTIVO

El “futuro do subjuntivo” se forma con el futuro simple del subjuntivo del verbo “ter” más el participio del verbo principal. Se utiliza para indicar un hecho probable o deseable que está por ocurrir en relación con otro hecho futuro. Por ejemplo: “Amanhã iremos à Praia se você quiser” (Mañana iremos a la playa, si quieres).

También se puede usar con las conjunciones “quando”, “enquanto” o “sempre que”, entre otras, para indicar alguna recomendación o sugerencia.

Bien. Hasta aquí os hemos contado algunos tips para que podamos expresar emociones y deseos, dar órdenes y hasta arrepentirnos de algo que pasó. Agora… a falar!

 

4 Pasos para ayudarte a aprender portugués

Aprender portugues Grupal

Aunque en nuestra academia en Madrid nuestros cursos de portugués están planificados para ser dinámicos, entretenidos y muy visuales para que el alumno que quiera aprender portugués pueda hacerlo de una forma sencilla, entretenida y sobre todo útil, está claro que aprender cualquier idioma requiere de esfuerzo y práctica hasta conseguir hablar de forma fluida. tenemos que planificar correctamente nuestro tiempo de estudio, rutinas y utilizar algunas técnicas de aprendizaje que nos pueden ayudar en nuestro propósito.

Sin embargo esto no quiere decir que aprender portugués sea aburrido ni mucho menos, no todo es hincar los codos hay muchas técnicas qué podemos poner en práctica unos cuantos trucos que os vamos a enseñar para que aprender cualquier idioma nos resulte un poquito más fácil y ameno.

1. Conocer nuestro estilo de aprendizaje.

Cada persona aprendemos de una forma distinta y es importante descubrir y definir sí nuestra forma de aprender portugués es visual , auditiva o cenestésica.

Podemos conocer cuál es nuestra forma de aprendizaje con varios trucos:

Memoriza unas cuantas palabras en portugués, léelas varias veces hasta que estés seguro que te las sabes e intenta recordarlas al día siguiente. Si puedes hacerlo sin problemas es posible que tu forma de aprendizaje predilecta sea visual, si no las recuerdas prueba lo siguiente.

Haz que alguien te lea esas palabras sin que tú puedas verlas, sí al día siguiente puedes recordarlas entonces es probable que seas un aprendiz de tipo auditivo.  Si nada de esto da resultado iremos al tercer paso, lee y escribe las palabras en voz alta varias veces, escúchalas, hay miles de páginas en Internet que nos permiten escuchar con un acento perfecto palabras en cualquier idioma empezando por el mismo traductor de Google. También puedes intentar asociar recuerdos o sentimientos a esas palabras, si así puedes recordarlas al día siguiente es posible que tu tipo de aprendizaje sea cenestésico.

Sí ya has estudiado algún idioma anteriormente intenta recordar cómo lo aprendistes y cuál fue la técnica que mejor te funcionó entonces para estar preparado para empezar con el nuevo idioma.

2. Aprende la pronunciación de forma natural.

Además de atender en clase en dónde el profesor nos puede ayudar si nos trabamos con alguna palabra. también podemos emplear unas cuantas técnicas para hacer más sencillo nuestro aprendizaje.

Es importante escuchar de forma pasiva películas, música o programas de radio en portugués ya que  esta comprobado que tener otro idioma de fondo mientras seguimos con nuestra rutina y tareas diarias nos ayuda a familiarizarnos con él de forma natural y mejorar nuestra pronunciación.

Lee en voz alta, empezando por textos cortos y ves aumentando su dificultad y tamaño pero sin agobiarte, simplemente grábate y compara tus progresos, interactúa en redes sociales, canta! las canciones son una forma fantástica de mejorar nuestra pronunciación y sobretodo no tengas vergüenza y habla en portugués sin miedo, da igual los errores que cometas porque son parte del aprendizaje, aquí tenéis 5 reglas de oro para mejorar nuestra pronunciación en portugués.

3.  La importancia de la gramática.

Realmente la parte más difícil aprender cualquier idioma es la gramática ya que es vital para que las frases suenen entendibles y coherentes.

Es muy importante saber cómo expresar correctamente las afirmaciones, negaciones y tiempos verbales y prestar atención a la estructura del idioma y cómo funcionan los artículos femenino, masculino y neutro.  Hacer un listado con las frases más habituales y cotidianas en portugués como pedir un café o pedir indicaciones y practicarlas a menudo para poder es un bueno truco que nos puede ayudar a desenvolvernos en una conversación.

4. Intenta memorizar a diario 30 palabras y frases en portugués.

Si, es un gran reto pero piensa una cosa, si lo consigues en 3 meses habrás memorizado casi el 80% del idioma y es un primer paso para hablarlo correctamente.

Repite varias veces cada palabra en diferentes oraciones y contextos y no te olvides de ellas y de seguir practicándolas una vez empieces con las siguientes palabras.

En la página cerebriti.com tenemos unos cuantos juegos de portugués que nos pueden ayudar a practicar palabras y frases habituales, meses del año, comida o los famosos falsos amigos. Con estos juegos podemos practicar tanto portugués de Portugal como de Brasil. También tenemos aplicaciones para móvil cómo “Aprender portugués 6k palabras” o como no, Duolingo con divertidos juegos que nos ayudan a que no se nos olviden las palabras aprendidas y multitud de páginas de ayuda para aprender portugués.

Para aprender portugués o cualquier idioma realmente lo importante son las ganas que le echemos y que lo convirtamos en una rutina placentera, porque si nos interesa y nos divierte lo que estamos aprendiendo lo aprenderemos de forma más fácil.

​Aprender portugués: Fácil, rápido y divertido.

Ya queda muy poquito tiempo para que termine los plazos de inscripción para nuestros cursos de portugués para el 2017-2018, con un descuento del 50% sobre el precio de la matrícula.
Una oportunidad única para conocer Agoralingua y nuestros métodos únicos de enseñanza con profesores de portugués nativos de Portugal y de Brasil.

Pero en nuestros cursos y clases no sólo podrás aprender portugués. Somos la Academia dedicada en exclusiva a la lengua portuguesa número uno en España y en nuestras instalaciones han aprendido el idioma cientos y cientos de alumnos, lo que con el tiempo nos ha convertido en una gran comunidad viva y en movimiento, tanto para los españoles interesados en el portugués y la cultura de los países de lengua portuguesa, como para la comunidad portuguesa residente en España para la cual también compartimos eventos, artículos y noticias.

Nuestras clases son dinámicas, divertidas y prácticas, y en nuestros cursos de portugués nuestros alumnos no sólo aprenden por repetición, sino interactuando con los profesores para resolver cualquier duda, con libertad de horarios y multitud de opciones en cursos y clases y lo más importante con todas las herramientas necesarias para el perfecto aprendizaje del idioma a su alcance. Incluso online.

Sabemos que una clase y una comunidad viva, donde el alumno también participe, se sienta a gusto y ame lo que está aprendiendo, mejora el aprendizaje, y que no hay mejor forma de aprender portugués que por medio de una inmersión lingüística que sólo se consigue si el alumno se siente implicado con lo que está haciendo y lo va aprendiendo de forma natural y sencilla, por eso compartimos tanto material audiovisual cómo libros, música o películas y animamos a nuestros alumnos a hablar con personas nativas de Portugal o Brasil. La sencillez es la clave.

Nuestro mayor objetivo, como única Academia autorizada en Madrid a convocar los exámenes PLE de lengua extranjera, es que nuestros alumnos lleguen a la prueba preparados y confiados para aprobar sin dificultad.

No lo pienses más y atrévete a aprender de una forma diferente. Reserva tu matrícula antes del día 15 de septiembre y entra a formar parte de la gran comunidad de Agoralingua. ¡Te estamos esperando!

4 razones por las que apuntarte a clases de portugués

No solo es un idioma precioso, aprender a hablar portugués nos abre muchas puertas y nos aporta beneficios a todos los niveles.
Cada vez hay más demanda de profesionales que dominen el portugués como segunda lengua, el crecimiento de Brasil como país emergente y la recuperación económica de Portugal los hacen destinos muy atractivos para buscar trabajo.

Continue Reading

Origem de algumas expressões portuguesas, parte II


Sois muchos los que habéis leído la entrada Origen de algunas expresiones portuguesas, y por eso hemos querido hacer la segunda parte, para que sigáis aprendiendo portugués de una forma lúdica y atractiva.

Acabar em pizza / Fin de la pizza

Una de las expresiones más utilizadas en el entorno político es “todo terminó en pizza,” que se utiliza cuando algo malo se juzga sin que nadie sea castigado. El término apareció en el fútbol en la década de los 60 cuando algunos palmeirenses pasaron 14 horas discutiendo y claro, les entró hambre.
Fueron a la pizzería, pidieron 18 pizzas con muuuucha cerveza, y cuando terminaron, cada uno se fue a su casa se olvidaron del tema. Al día siguiente, Milton Peruzzi, que trabajaba en el periódico deportivo Gazette, publicó el siguiente titular: “Crisis Palmeiras caduca en pizza.” A día de hoy, la expresión continúa.

Contagem regressiva / Cuenta regresiva

En la película “La mujer en la Luna”, de 1930, el director alemán Fritz Lang creó la cuenta atrás para darle más emoción a una escena del lanzamiento de un cohete. A los científicos alemanes les gustó la idea y adoptaron la cuenta atrás para el lanzamiento de las bombas V-2 durante la Segunda Guerra Mundial. El procedimiento fue llevado a la NASA por científicos alemanes que llegaron a los EE.UU.

Custar os olhos da cara / Costar los ojos de la cara

 

Se debe a una costumbre bárbara. Antiguamente, los ojos se consideraban muy valiosos, por lo que eran arrancados a los prisioneros después de la batalla. Se creía que haciendo esto, tendrían pocas posibilidades de una venganza, ya que estaban ciegos.

Dar de mão beijada / Dar por sentado

Entregar algo a alguien sin haber pedido ningún tipo de retribución. Fue el Papa Pablo IV en 1555 el primero en utilizar esta expresión. Los reyes y nobles besaban la mano de Su Santidad y luego ofrecían sus ofertas, entregando a la iglesia tierras, palacios y otros bienes.

De pés juntos / De pies juntos

Jurar con los pies juntos es decir algo con total convicción. Ya se decía esta expresión en el siglo XVI. Los pies juntos indican atención, respeto y obediencia.

Dia D e Hora H / Dia D y Hora H

Determina la ejecución de una tarea o el comienzo de una operación.
Se originó en la Segunda Guerra Mundial, el famoso día en que los aliados estaban preparando para invadir la región de Normandía, ocupada por los alemanes. Para mantener el plan en secreto, las fuerzas aliadas lo bautizaron el día como D y el tiempo como H. Y allí nació las dos expresiones: Día D y la hora H.

El día D fue el 6 de junio de 1944 y Hora H, las 6 am. La operación implicó la invasión 3 millones de soldados, 5.339 barcos, 11.000 aviones y 15.000 tanques y vehículos blindados.

Murieron 80.295 soldados alemanes, 34.417 soldados aliados y 12.850 civiles franceses. Fue la operación militar más espectacular de todos los tiempos.

×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡