Practica português

Origem de algumas expressões portuguesas, parte I

By 28 de febrero de 2017 No Comments

Como ya os comentamos en este post, son varias las expresiones que se utilizan tanto en Portugal como en Brasil.
Pues bien, hoy os queremos mostrar de dónde vienen exactamente algunas de esas expresiones que tanto uso tienen. Esperamos que os guste.

Andar à toa / Caminando sin rumbo


“Toa” viene de la palabra en inglés “tow” (remolcar).

Cuando los marineros tenían que remolcar un barco más grande que el suyo, utilizaban la cadena de su propio barco para ello, por lo que el esfuerzo físico de los marineros era nulo, no hacían nada. A partir del siglo XVII, los portugueses le dieron un sentido figurado a la frase, no tener objetivos reales.

Aos trancos e barrancos/ A trancas y barrancas

La expresión significa que sigues adelante pase lo que pase, pero con mucha dificultad.
Tranco se refiere al salto o brinco que da el caballo o a un golpe repentino, mientras que barrancos hace alusión en Brasil al despeñadero de un río y en Portugal, es una zanja abierta en el suelo.

As paredes têm ouvidos / Las paredes tienen oídos

La reina Catalina de Médicis era muy desconfiada, asique para enterarse mejor de lo que decían sus amigos y enemigos, mandó crear una red de espionaje que consistía ni más ni menos que en hacer agujeros por las paredes del palacio. La expresión hoy en día se utiliza para avisar a alguien cuando va a hablar de algo importante, para que no se comprometa mucho.

Casa Da mãe-joana / Casa de mamá Joana

Hace alusión a Joana I, condesa de Provença y reina de Nápoles.
En el año 1347, reguló los burdeles en Avignon, donde estaba refugiada.
“Casa Da mãe-joana” se convirtió en sinónimo de burdel.

Chegar de mãos abanando / Llegar com las manos vacías

A finales del siglo XIX hubo muchas inmigraciones en Brasil para trabajar en las granjas de café. Los inmigrantes debían aportar las herramientas para hacer el trabajo. Quien llegase sin nada, con las manos vacías, era considerado un vago.

Colocar a mão no fogo / Poner la mano en el fuego

Significa confiar en la inocencia de una persona.
En la edad Media, para que el acusado pudiera probar su inocencia, debía caminar durante unos metros frente al juez y testigos, sujetando una barra de hierro al rojo vivo en las manos. Si al llegar las manos no tenían ninguna quemadura, era inocente, si por el contrario sus manos se habían quemado (lo que era obvio que sucedía siempre), el acusado era declarado culpable.

Com o rabo entre as pernas / Con el rabo entre las piernas

Se dice de aquel que huye o recula en algo.
Su uso es tan antiguo, que se remonta al año 1666, donde Francisco Manuel de Melo lo menciono en la Feria de Anexins.

Comer com os olhos / Comer con los ojos

En la actualidad  hace referencia a la envidia, pero la expresión se remonta a la Antigua Roma, donde existía una ceremonia que honraba a los dioses con un suculento banquete…pero donde estaba prohibido colocar las manos en los alimentos. Todos participaban en la comida, pero mirando.

 

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies