was successfully added to your cart.
Category

Nuestra academia

Los 6 mejores libros para aprender portugués y divertirse en el intento

Libros de portugués para españoles

Para aprender portugués siempre tendremos a mano libros de portugués para españoles, que nos pueden ayudar a empezar a desenvolvernos con el idioma. Los especialistas coinciden en que el verdadero aprendizaje se logra cuando podemos incorporar los nuevos conocimientos y hacerlos propios, cuando nos divertimos en el proceso y cuando aprendemos casi sin darnos cuenta.

Libros de portugués

Aprender portugués repitiendo las cosas como loros no nos hace saber más, al contrario, corremos el riesgo de olvidar pronto todo lo aprendido si no somos capaces de poner el idioma en un contexto real.

A la hora de aprender un idioma esta afirmación se vuelve más cierta. Tal es así que si al estudiar portugués sólo leemos la gramática o el significado de las palabras, aprenderemos nada más que un poco de teoría. Pero si por el contrario nos metemos de lleno en el corazón del idioma y comenzamos a leer, hablar, escuchar y hasta a pensar en portugués, casi sin darnos cuenta habremos internalizado esa lengua. Y podremos comunicarnos con portugueses y brasileros sin ningún problema. Para que ese saber se vuelva realmente significativo tiene que estar vinculado con nuestra vida cotidiana.

Para ayudarnos a en esta tarea siempre tendremos material didáctico y libros de portugués para españoles como los libros de texto autoeditados que puedes comprar online o en nuestra academia. Aquí te dejamos algunos libros más para que aprender portugués sea un placer y un éxito a la vez.

Libros de Portugués para españoles – Niveles Nivel Inicial A1+ Elemental y Nivel Intermedio B1 y B2

En primera posición estamos obligados a poner los libros editados por nuestra academia. Nuestros libros de portugués para españoles no son solo el complemento perfecto para nuestros cursos de portugués, están pensados para ser una herramienta útil, hecha por profesores y profesionales de la enseñanza y en los cuales hemos volcado la experiencia de muchos años en la enseñanza presencial del portugués para españoles en nuestro centro, por lo que están totalmente enfocados a un aprendizaje útil y real.

COMPRAR ONLINE

Portugués para dummies

Vamos con algo más sencillo. En segunda posición estaría “Portugués para Dummies”, aunque evidentemente este libro es menos completo que nuestros libros de texto, este libro utiliza la dinámica del “hágalo usted mismo” aplicada al uso de idiomas. La serie “para dummies” (algo así como para tontos) abarca desde cómo construir cosas hasta cómo entender a filósofos explicado de manera sencilla, y es una de las colecciones de aprendizaje más conocida y comprada del mundo. Además de gramática y datos de la cultura portuguesa, este libro trae información, datos útiles y cosas graciosas. Ideal para aprender divirtiéndote.

El nuevo portugués sin esfuerzo de Assimil

En la misma sintonía que el libro anterior, aunque sin tratarse esta vez de “para dummies”, bien podría referirse para perezosos o para quienes simplemente quieren iniciarse un poco en el portugués. Este libro promete que a través de divertidos diálogos y escuchando el mp3 incluido con el libro, ideal para los viajeros, media hora diaria, en cinco meses podremos defendernos en portugués casi sin esfuerzo. Este libro del 2006 es todo un veterano de los libros de portugués para españoles muy difícil de encontrar.

Guía práctica de conversación español-portugués

Para quienes tienen poco tiempo y quieren ir directamente al quid de la cuestión, aquí encontrarán una ayuda efectiva. Esta guía como tal no es para estudiar portugués ya que no pretende profundizar el idioma sino simplemente recopilar frases hechas para defenderse en una conversación. Ideal para salir del apuro, aprender las cosas básicas, es muy útil para viajar a un país de habla portuguesa. La pronunciación de las palabras esta escrita” a la española”, para que se pueda intentar pronunciar fácilmente.

500 frases en portugués para aprender en cinco días y viajar el fin de semana

Este libro de Lourenço Branco Moreira del año 2009 es aún más sencillo que el anterior. Se presenta como una guía breve y sencilla que utiliza el método Wilson para intentar que aprendamos portugués a partir de las frases básicas y el vocabulario básico que necesitaría cualquier turista.
Aprenderás qué decir en el aeropuerto, en el hotel, en el banco o en el restaurante y como salir airoso de algunas situaciones como poner una denuncia o acudir al mecánico. El libro invita además de a aprender portugués a animarse a visitar Lisboa cualquier fin de semana.

Portugués fácil – Espasa Idiomas

Este curso de Espasa presenta no sólo las reglas gramaticales y bastantes ejercicios sino también una extensa lista de expresiones cotidianas tanto de Brasil como de Portugal. Promete ser el curso más sencillo para que aprendas a tu propio ritmo. Y viene tanto en libro impreso como en ebook. Al igual que el anterior cuenta con usos conversacionales de situaciones comunes y cotidianas como modales, como pedir algo en un hotel o al salir a comer, utilizar medios de transporte, ir de tiendas y más ejemplos. Expresiones idiomáticas y nuestros queridos falsos amigos. Este libro ya es un poco más completo por que lo que añade ejercicios de autoevaluación para poder ir viendo nuestros progresos.

Como has visto, los libros pueden ser un gran aliado a la hora de aprender portugués de manera divertida para que podamos incorporarlo a nuestras situaciones cotidianas. Siempre decimos que lo más importante para aprender un idioma son las ganas del alumno, nosotros como es evidente te recomendamos nuestros Libros de portugués para españoles según tu nivel que puedes acompañar de clases online si así lo necesitas. Pero como el saber no ocupa lugar ya estas tardando en echarlos un vistazo y elegir el que más te guste.

5 cualidades que debe tener un buen profesor de portugués

Todos recordamos algún profesor o profesora que nos marcó en nuestra infancia o juventud. En nuestra academia presumimos de tener los mejores profesores de portugués, ya que sabemos que solo así se consigue la mejor enseñanza del idioma y los mejores resultados para nuestros alumnos, pero sobretodo por que amamos lo que hacemos y también nosotros recordamos algún maestro que nos sirvió de referencia en como se debe enseñar no solo un idioma, si no cualquier cosa que aprendamos en la vida.

profesores portugués Madrid

Como todos sabemos en las épocas de crisis aumenta la cantidad de personas que se vuelcan en estudiar portugués o cualquier otro idioma para intentar su futuro. Quizás le hagan caso a los chinos que dicen que toda crisis es una oportunidad que hay que utilizar para mejorar sus carreras o bien para tomar nuevos rumbos.

Lo cierto es que ante este panorama el rol del profesor cobra importancia que se merece, ya que es el maestro el que pone la primera piedra para empezar a apuntalar un aprendizaje para el futuro, y esto no solo es así para un profesor de portugués, si no para cualquiera que quiera enseñar de verdad y no solo “dar clases”.

Paulo Freire, educador y experto en educación brasileño del que más adelante hablaremos en profundidad, ya que es considerado uno de teóricos de la educación más influyentes del siglo XX y que inspiró los principales programas de alfabetización en Brasil en los años 60, marco en sus libros que han influido a miles de docentes en todo el mundo las cualidades que debe tener todo buen profesor. Vamos a ver cuales son algunas de esas cualidades.

Tener vocación

Paulo Freire dijo en su libro Pedagogía de la Autonomía que “Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”.
Nosotros llamamos a eso vocación, pues lo que hace un buen profesor es brindar las herramientas para posibilitar construir conocimiento nuevo. En nuestro caso el profesor es quien da las herramientas para aprender portugués a los alumnos para que ellos le den su propio sentido al aprendizaje y se sumerjan en el idioma.

Mantenerse humilde

En El grito manso, Freire definió enseñar como “posibilitar que los alumnos, al promover su curiosidad y volverla cada vez más crítica, produzcan el conocimiento en colaboración con los profesores”

Una cualidad de un buen docente es no creerse superior a los alumnos sino, en una actitud de colaboración, darles la posibilidad de ser curiosos y críticos con el fin de aprender cada vez más, en total contraposición contra la metodología de acumulación de conocimientos, ya que se debe entender lo aprendido en todo su contexto para el aprendizaje sea totalmente útil.

Nunca dejar de aprender

Cuando Paulo Freire dijo que “todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre” nos dio un buen ejemplo no sólo de humildad sino también de un aprendizaje continuo.

Para poder enseñar no basta con tener un diploma como profesor, el asunto no termina ahí. El profesor es el primero que debe “reciclarse” cada poco tiempo con un aprendizaje continuo para aprender lo máximo posible. Un profesor es el primero que debe seguir estudiando las nuevas herramientas que vayan saliendo para hacer su trabajo, como mejorar las clases o probar nuevas metodologías o pautas según los aprendido en cursos anteriores. Un profesor que este en continuo aprendizaje será un mejor profesor.

Establecer una conexión

En su libro Por una pedagogía de la pregunta, Freire explica que “Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho”.

No se trata tan sólo de cumplir con unas pautas o un programa establecido. Se necesita saber escuchar. Escuchar qué necesitan los alumnos y darles la respuesta que buscan. También darles nuevos interrogantes, pues así se va logrando el conocimiento.

Tomárselo en serio

En Pedagogía de la Esperanza, Paulo Freire explicó que “Un profesor que no toma en serio su práctica docente, que no estudia y enseña mal lo que mal sabe, que no lucha por disponer de las condiciones materiales indispensables para su práctica docente, no coadyuva la formación de la imprescindible disciplina intelectual de los estudiantes. Por consiguiente, se anula como profesor”.

Así que como cualidades de un buen profesor, además de conocer a fondo el portugués, no debes olvidar la vocación, la humildad, el aprendizaje continuo, la conexión con los alumnos y la seriedad del asunto.

Y sobretodo lo más importante es que un buen profesor jamás se olvide de amar lo que enseña, pues quien pierde la pasión pierde la vocación y sin esas dos cualidades por mucho que se tenga los conocimientos necesarios para ello solo se transmitirá a los alumnos la apatía del profesor ante lo que está enseñando, y la enseñanza tiene que darse con pasión y ganas de enseñar y aprender cada vez más, pues como dice la cita con la que concluimos de este increíble pensador y educador: “La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor”.

Por qué enseñar portugués a los niños desde pequeños

Portugues para niños

¿Mi hijo puede ser bilingüe? ¿A que edad es bueno apuntar a nuestros hijos a un curso de portugués para niños? Seguramente, todos podemos coincidir en que cuanto más temprano aprendamos un nuevo idioma, mejor nos resultará. Y eso es cierto. Aunque hablar dos idiomas a un nivel de nativo es extremadamente difícil y, podría decirse, que es casi imposible.

Portugues para niños

El New York Times en español publicó varios artículos al respecto y en ellos sus autores coincidían en que no se debe confundir la facilidad innata que tienen los niños para aprender idiomas con lograr un verdadero desarrollo de las habilidades lingüísticas. Esto último requiere de cierto esfuerzo, a cualquier edad sean niños o adultos.

Sin embargo en lo que coinciden todos los estudios es en lo importante que es comenzar a aprender desde niños porque la exposición temprana a un nuevo idioma trae muchísimos beneficios. Y cada vez más gente lo está tomando en serio ya que incluso en algunos países llevan a los bebés a clases especiales. Algunos sostienen que así se acostumbra el oído a los sonidos de la lengua materna y resultará más fácil para el momento en el que el pequeño comience a hablar.

Por otro lado, varios especialistas en fonoaudiología coinciden en que la mejor edad para aprender un segundo idioma es alrededor de los 4 años, momento en el que ya se fijó la lengua materna y entonces habría menos posibilidad de confusión de las palabras. Aunque hay muchos padres que prefieren que sus hijos aprendan primero a escribir en su propio idioma y luego aprendan una segunda lengua, es decir que optar por comenzar con el nuevo idioma alrededor de los 7 años. Más allá de las opiniones y consejos de cada uno, remarquemos el concepto de que no por aprender rápido el aprendizaje es mejor y también juegan un papel importante contar con profesores nativos en nuestro caso de portugués junto con planes de estudio ajustados para niños con los que aprendan jugando.

¿Y cómo es mejor que los niños aprendan un segundo idioma?

La mejor manera de hacerlo es que aprendan sin darse cuenta, por ejemplo, mientras están jugando. Y esa premisa es válida tanto para la lengua materna como para el segundo idioma. Porque si los niños aprenden a través del juego, aprender se transforma en algo divertido. Por eso se recomienda que los adultos lean con ellos, canten y hablen mientras hacen sus actividades y rutinas. De esta manera, el pequeño o la pequeña interiorizarán las palabras, las frases y los sentidos del nuevo idioma casi de manera natural. Además al enseñar portugués para niños tenemos la ventaja de su similitud con el castellano que lo hace un idioma más asequible para el oído de los más pequeños.

¿Qué beneficios trae aprender portugués desde pequeños?

Al aprender jugando, casi sin darse cuenta e internalizando las palabras, poco a poco el oído se va acostumbrando a la pronunciación de las nuevas palabras. Eso hará que luego resulte más fácil entender el idioma hablado y, además, puede asegurar una pronunciación más acertada y de ampliar el vocabulario. Más allá de las distintas edades que cada uno de nosotros sostenga como ideales, debemos recordar que los pequeños aprenden a su ritmo y a su manera. Un nuevo idioma no debe resultarles una carga ni una obligación porque entonces aprenderán sólo para responder las preguntas de los exámenes pero no para tener una segunda lengua que les permita contar con una nueva vía de comunicación y en la que les guste hablar y experimentar.

Volviendo al artículo del periódico norteamericano, aunque nuestro sueño como padres sea criar hijos bilingües, no pongamos la vara tan alta pues difícilmente nuestros niños sean nativos de dos idiomas. Que sean bilingües requiere de esfuerzo, tanto de ellos como nuestro y por supuesto que será tras años de estudio. Por eso, sin presionar ni exigir, garanticémosle un aprendizaje divertido y significativo. Así, al aprender jugando, hablando, leyendo y cantando juntos podremos internalizar una nueva lengua, si ya estás pensando en que tus hijos aprendan portugués en Madrid ya estarás dando el primer paso para que lleguen a la edad adulta siendo bilingües el resto es que le cojan gusto al idioma y a aprender.

Tres diferencias clave entre el portugués de Brasil y el de Portugal

Diferencias portugues brasil portugal

Vamos a seguir ahondando en las curiosidades y diferencias que debemos saber al aprender portugués, ya que una cosa que diferencia a nuestra academia es que impartimos cursos intensivos y extensivos de portugués en todas sus variantes, ya que aquellos que nunca hayan asistido a clases de portugués pueden llegar a creer que el portugués es un solo idioma y al igual que el castellano no es así, ya que tenemos que considerar que existen muchas diferencias según en el país en el que se hable, y si nos fijamos en el portugués de Brasil y en el de Portugal, sobre todo hablado, nos daremos cuenta de que son bastante distintos.

Diferencias portugues brasil portugal

El portugués es tan diferente entre si según donde se hable que incluso a muchos brasileños a veces les resulta más fácil entender a los españoles que a los propios portugueses. Pues el caso es que requiere menos trabajo.

Esto se debe a muchos factores, veamos algunos de ellos.

1. El portugués de Brasil y el de Portugal suenan diferente

Porque en cada país, la sonoridad y la pronunciación van tomando tintes propios y rasgos distintivos que hacen que se vayan diferenciando uno de otro.
El portugués hablado de Brasil tiene vocales más abiertas que el de Portugal, y por esta razón suena más agradable al oído extranjero. Mientras que en Portugal pronuncian a las consonantes con más fuerza y entonces nos da la sensación de que suena más duro y más serio, podríamos pensar en que los brasileros y sus carnavales nos resultan más divertidos que los portugueses y su formalidad europea, pero estaríamos cayendo en clichés que no siempre son así.

Lo que vale en las diferentes maneras de pronunciación es que nuestro interlocutor nos entienda (y, claro, que nosotros lo entendamos a él). Por eso es importante minimizar la posibilidad de algunos malos entendidos. Pero, paciencia, eso es sólo lo que se necesita. El oído se va acostumbrando a uno u otro acento y con el tiempo podremos entender al de Brasil y al de Portugal.

2. El portugués de Brasil y el de Portugal se adaptan al cambio de manera diferente

¿Será porque Portugal pertenece a la histórica Europa que suele ser más resistente al cambio? Por ejemplo, a la hora de incorporar extranjerismos al propio idioma son más reacios que los brasileros.

¿Y quizás sea porque Brasil es Latinoamericano, que está más acostumbrado a un contexto de cambios que le resulta más fácil incorporar las palabras foráneas al idioma local?

Son sólo suposiciones, aunque el idioma es algo vivo y éste cambia con el contexto y la realidad de cada país. Y entonces aquí entra en juego la idiosincrasia de cada nación; la fiesta o la solemnidad (sólo para seguir usando esos mismos clichés, pues tampoco es tan así); la puntualidad o la impuntualidad; el carnaval y la samba o el trabajo y el Fado.

La forma de ser, la historia, las costumbres e incluso el entorno geográfico de cada nación también afectan al modo de hablar portugués en uno u otro lado.

3. El portugués de Brasil y el de Portugal entienden a la formalidad de manera diferente

De hecho, en Brasil no tendrás problemas con las formalidades pues puedes dirigirte a todo el mundo diciéndole “você” y todo estará perfecto.

Ahora bien, la cosa cambia en Portugal en donde deberás dirigirte de manera formal diciendo “voce” y reservar el “tu” sólo para usos más coloquiales o familiares. De hecho en Portugal hasta puede sonar ofensivo o descortés si llamas a alguien de manera informal.

Pues bien, hasta aquí compartimos tres puntos diferentes entre ambos usos del portugués. Nada grave ni demasiado difícil si te tomas tu tiempo para acostumbrar el oído y te mantienes atento o atenta a prestar atención a las formas que utilizan en cada país.

¿En qué nos parecemos españoles y portugueses? (Y en qué no)

A propósito de un artículo publicado por el periódico ABC – Diferencias entre portugueses y españoles, nos surgió la intriga de indagar acerca de qué compartimos y en qué nos diferenciamos con nuestros vecinos de habla portuguesa. Desde nuestra academia de portugués en Madrird queremos aportar nuestro granito de arena en estas dudas y resolver tópicos.

Vale. Podemos decir que el idioma ya es una diferencia. Y sí, es cierto aunque debemos recordar que tanto el español como el portugués comparten el mismo origen: el latín y por lo tanto ambos son lenguas romances. Además, quizás los que algunos no sabíais que los primeros vestigios del portugués se originaron en la región de Lusitania y Gallaecia, lo que hoy es la región de Galicia.

Pero lo que os proponemos aquí no es revolver el pasado, ni mucho menos. Ni tampoco vamos a remitirnos a la época de la colonia ni a los conflictos que se trasladaron a América. Así que no vamos a hablar ni de guerras ni de treguas, negociaciones diplomáticas, convenios o tratados de paz. Simplemente os proponemos reírnos de nosotros mismos, en el presente, aquí y ahora entre estos países vecinos y tratar de responder: ¿somos parecidos? ¿O no? Veamos…

TENEMOS CIERTOS PARECIDOS…

Venimos más o menos bien en relaciones hispano-lusas. Somos dos pueblos ibéricos que compartimos un territorio y muchos años de historia. Somos dos países fronterizos dentro de Europa. Y nos gusta el fútbol. Y hasta padecimos prácticamente al mismo tiempo años de dictadura e iniciamos prácticamente juntos el proceso hacia la democracia. Pero bueno, os dijimos que no íbamos a hablar del pasado, así que volvamos al presente. Y aquí vemos ciertas diferencias.

…AUNQUE SOMOS DIFERENTES

Para empezar tenemos horarios distintos. Y no sólo por la hora oficial, ya que nosotros vamos una hora adelantados, sino que unos y otros mantenemos diferentes horarios para nuestras actividades. Como no podía ser de otra manera, los portugueses arrancan más temprano y comen y cenan también antes que nosotros. Y, por nuestra parte, todo es más tarde en España. En donde solemos priorizar más la región que al país en sí, lo opuesto a lo que hacen nuestros vecinos que tienen un sentimiento más nacionalista y unitario.

Por otro lado, si bien estamos cerquita unos de otros, cada uno tenemos nuestra propia idiosincrasia. Los españoles tenemos más fama de ser extrovertidos, charlatanes, gritones, expresivos, informales y besucones. Vale, ¡pues expresamos más abiertamente nuestros sentimientos! Por su parte, los portugueses suelen mantener más las formas, son más reservados, hablan mucho menos y más bajito. A simple vista, se presentan muy educados y formales.

Y ellos beben más café. Pero bueno, nosotros nos vamos más de tapas.
Hasta aquí, pareciera que unos y otros no nos afectamos mutuamente. Pero ¡atención! No os confundáis a la hora de utilizar ciertos adjetivos calificativos… ¡pues podemos producir malos entendidos! Por ejemplo, si un portugués le dice a una chica que está “espantosa”, y esa chica es española, se ofenderá bastante. Pero, lo que en verdad ha querido decir nuestro vecino es que ella está espectacular, apabullante.

Por el contrario, si un español está comiendo y dice que la comida está “exquisita”, un portugués entenderá que es rara o extraña, mientras que para nosotros significa que está deliciosa.

Pero en estos casos, nada es absoluto. Y dentro de cada país también tenemos lo nuestro con nuestras diferencias. Como bien resume el diario ABC con la siguiente frase: “no hay ni dos españoles ni dos portugueses iguales”. ¿Y será que juntos lograremos un buen equilibrio?

Lee este post si quieres seguir aprendiendo portugués y ponerle acción


En nuestro post anterior, “Cómo ponerle acción al portugués”, hablamos acerca del corazón del idioma: el verbo, que es precisamente quien la lleva a cabo. Vamos a seguir repasando lo aprendido en la academia o en las clases de portugués online, aunque si estas aprendiendo portugués por tu cuenta también te servirá. Hoy os proponemos ir un pasito más allá, para seguir aprendiendo portugués vamos a ver algunas reglas para el uso de la voz pasiva y del subjuntivo.

LA VOZ PASIVA

La “voz passiva” es bastante sencilla de formar, siempre que prestemos atención al tiempo verbal.
Tenemos que coger el verbo auxiliar “ser”, que puede estar en cualquiera de sus combinaciones posibles, y añadirle el verbo principal en participio pasado. Aquí, este participio pasado funcionará como adjetivo. Por ejemplo: “A María é amada pelo Luís” (María es amada por Luis).

EL CAUSANTE DE LA VOZ PASIVA

Tenemos que tener en cuenta al causante de la acción pasiva, que formaremos con las preposiciones “por” o “de”. En el ejemplo anterior, se usó la preposición “por” más el artículo “o” (que quedó “pelo”) para referirse a Luis.

Cuando ocurre que en una frase pasiva no se nombra al causante de la acción, se puede formar la frase usando la forma reflexiva del verbo. Por ejemplo: “Vendem-se abacaxis” (Se venden piñas).

EL SUBJUNTIVO

El portugués utiliza el subjuntivo para varias cosas, entre ellas:

  • Para expresar inseguridad. Por ejemplo: “Talvez ele coma alguma coisa quando voltar do trabalho” (Quizás él coma algo al regresar del trabajo).
  • Para transmitir sentimientos y sensaciones o decir algo de manera subjetiva. Por ejemplo: “Todos esperam que ela diga a verdade” (Todos esperan que ella diga la verdad).
  • Para dar órdenes. Por ejemplo: “Escutem-me!” (¡Escuchadme!)
  • Para frases impersonales. Por ejemplo: “É melhor que + Subjuntivo” (Es mejor que…)
  • Para hablar en condicional. Por ejemplo: “Se eu soubesse disso, então eu poderia te ajudar” (Si lo hubiese sabido, tal vez podría haberte ayudado).

CUÁNDO PIDEN EL SUBJUNTIVO

Hay verbos que expresan emociones que parecieran pedir sí o sí el uso del subjuntivo, como por ejemplo: “sentir”, “lamentar” o “gostar que” (quisiera que…).

“Además, hay ciertos verbos que ellos mismos piden que el verbo subordinado vaya en subjuntivo. Alguno de ellos son: “desejar” (desear), “pedir”, “proibir” (prohibir), “querer” o “recomendar”, entre otros. ( para ir con subjuntivo, en Portugal, el verbo tiene que tener después  que)

Y, como si fuera poco, hay conjunciones en portugués que también piden el subjuntivo, como por ejemplo: “ainda que” (todavía), “desde que”, “para que” o “embora” (aunque), etc.

PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO DEL SUBJUNTIVO

El “Perfeito Composto do Subjuntivo” se forma con la conjugación del auxiliar “ter” (tener) en subjuntivo presente más el participio pasado del verbo principal para indicar una acción anterior que ya está finalizada. Por ejemplo: “Eu espero que você tenha estudado” (espero que hayas estudiado).

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO COMPUESTO DEL SUBJUNTIVO

El “Pretérito mais-que-perfeito compost do subjuntivo” se forma con la conjugación del auxiliar “ter” o de “haver” en pretérito imperfecto, más el participio del verbo principal.

Es una especie de “pasado del pasado” que indica un hecho que ocurrió antes de otro, que también ya ha ocurrido. Por ejemplo: “Se nós tivéssemos chegado cedo, não teríamos perdido o início do filme” (Si hubiésemos llegado temprano, no nos habríamos perdido el comienzo de la película).

FUTURO DEL SUBJUNTIVO

El “futuro do subjuntivo” se forma con el futuro simple del subjuntivo del verbo “ter” más el participio del verbo principal. Se utiliza para indicar un hecho probable o deseable que está por ocurrir en relación con otro hecho futuro. Por ejemplo: “Amanhã iremos à Praia se você quiser” (Mañana iremos a la playa, si quieres).

También se puede usar con las conjunciones “quando”, “enquanto” o “sempre que”, entre otras, para indicar alguna recomendación o sugerencia.

Bien. Hasta aquí os hemos contado algunos tips para que podamos expresar emociones y deseos, dar órdenes y hasta arrepentirnos de algo que pasó. Agora… a falar!

 

Cómo ponerle acción al Portugués [verbos]

Si, en todos los idiomas el verbo es el que lleva la acción y el portugués no es la excepción. Por eso, aquí os compartimos un resumen del sistema verbal para poder llegar al corazón de esta lengua.

Antes de comenzar, recordemos que para conjugar un verbo regular en portugués se tienen que añadir a la raíz verbal las diferentes terminaciones de persona, de modo y de tiempo. Encontramos la raíz de un verbo tomándolo en infinitivo y quitándole su terminación en -ar, -er o –ir. Eso es para los verbos regulares. Por ejemplo, para el verbo “esperar”, que termina en –ar, la raíz es “esper”. Vamos a tomarlo como ejemplo para los diferentes tiempos verbales.

Vale aclarar que también está la excepción de un verbo terminado en –or: pôr (poner) y que también existen verbos irregulares en portugués, como “dar”, “fazer”o ir” que modifican su raíz al ser conjugados.

INFINITIVO PERSONAL

El “infinitivo pessoal” se usa en frases en las que el sujeto de la oración principal es distinto al sujeto de la oración subordinada. Por ejemplo: “Se tu não perceberes isto, eu não posso ajudar-te” (Si no entiendes esto, no puedo ayudarte). Y, aunque se llame personal, este tipo de infinitivo también aparece en expresiones impersonales. Por ejemplos, “É bom saberes a verdade” (Es bueno que sepas la verdad).

INFINITIVO COMPUESTO

El “infinitivo composto” aparece en textos literarios, especialmente en relación al pasado. Se forma con “ter” más el participio perfecto. Por ejemplo, “eu ter esperado” (habré esperado, he
esperado).

GERUNDIO

El “gerúndio” se forma con la raíz del verbo más la terminación –ando (para los verbos terminados en
–ar), -endo (para los verbos terminados en –er), e –indo (para los verbos terminados en –ir).
Para nuestro ejemplo de esperar, el gerundio es “esperando” (¡sí, como en español!).

PRETÉRITO PERFECTO SIMPLE

El “Pretérito Perfeito Simples” (PPS) se forma con la raíz verbal más la terminación personal del perfecto simple. Siguiendo con nuestro ejemplo, para esperar es: esperei / esperaste / esperou /
esperámos / esperaram.

El PPS es la forma verbal que más se usa en portugués para hablar del pasado.

En portugués de Brasil esperámos no se acentúa pero en portugués de Portugal si.

PRETÉRITO IMPERFECTO

En “pretérito imperfeito”, todos los verbos tienen una conjugación regular, con la excepción de los
irregulares: ser, ter, vir y pôr.
En nuestro ejemplo, la conjugación de esperar se forma así: esperava / esperavas / esperava /
esperávamos / esperavam.

PARTICIPIO PASADO

El “particípio passado” se forma con la raíz del verbo más –ado (para los verbos terminados en –ar) e
–ido (para los verbos terminados en –er y en –ir).
En nuestro verbo de ejemplo sería: “esperado”.

PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO DEL INDICATIVO

El “pretérito perfeito composto” se forma con el presente del verbo auxiliar “ter” hay que añadir en presente del indicativo (tener) más el participio pasado del verbo.

Este tiempo verbal utiliza algunas palabras claves que hacen referencia al tiempo como “até agora”(hasta ahora), “por algum tempo”(desde hace un tiempo) o “últimamente”(últimamente: esta palabra no tiene tilde en portugués), entre otras. En nuestro verbo de ejemplo sería: “ter (sería tem ) esperado”.

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO

El “Pretérito Mais-Que- Perfeito” se forma con el verbo auxiliar “ter” (tener) en imperfecto más el participio pasado del verbo.
En Brasil, sobre todo en el habla, el pluscuamperfecto se forma con el verbo auxiliar “haver”(haber) en imperfecto, que conjugado es: havia / havias / havia / havíamos / haviam. En nuestro verbo de ejemplo sería: “havia esperado”.

En Portugal es con el verbo tener (tinha esperado)= había esperado
que conjugado es: tinha / tinhas / tinha / tínhamos / tinham.

FUTURO

El futuro se forma con el verbo “ir” en presente más el verbo en infinitivo. En nuestro ejemplo sería: “Eu vou esperar” (Voy a esperar).

FUTURO IMPERFECTO

El “Futuro simples” expresa duda e inseguridad. Por ejemplo, “Eu acho que esperarei” (Creo que esperaré).

FUTURO PERFECTO

El “Futuro Perfeito” se refiere a acciones que en el futuro tienen que estar terminadas. Se forma con el verbo auxiliar “ter” en futuro más el participio pasado. Por ejemplo, “Amanhã à noite, eu terei ligado para o Pedro” (Para mañana a la noche, tendré que haber llamado a Pedro).

Hasta aquí un breve resumen de las principales formas verbales.
Así que… ¿ya estáis listos para ponernos en acción utilizando los verbos en portugués?

El músico Mario Maeso nos envía una dedicatoria

“Dedico com carinho este post a Esther Fernández García,
ella que com graça è amabilidade trabalha para acrecentar os
conocimentos è as curiosidades da lingua Portuguesa aos
alumnos de Agoralingua.”

Mario Maeso é um músico, compositor e performer uruguaio formado em Paris.

Em Barcelona, ​​Mario Maeso entra em Avenida Brasil e grava Balanço Samba-funk (Afro-bluw/DM) compondo quase todas as faixas em Português.

Hoje apresenta SECRETITOS 1 (Los años luz/La distancia del horizonte) seu segundo projeto solista.

VERSIÓN EN CASTELLANO

Mario Maeso es músico, compositor, productor e intérprete.

En Montevideo, a comienzos de los años ’90, forma parte de varios grupos. Compone y toca el bajo y la guitarra en bandas como “Costumbres”, la “Waca-waca one more band”, “Samantha y sus macacos”. y en el espectáculo “Guitarra, Bajo y Percusión, un solo corazón” .

En 1994, obtiene una beca para ir a estudiar musicología a Paris. Allí forma el grupo de candombe-pop RADAR con el que graba un disco de canciones propias Buen Viaje (itorecords/1999).

En Barcelona, Mario Maeso entra en Avenida Brasil y graba “Balanço Samba-funk” (Afro-blue records/DM) componiendo casi todas las canciones del disco en portugués.

CAFÉ (Aglae Música/DM) es su primer proyecto en solitario. Una síntesis de las experiencias vividas y una recopilación de composiciones propias y ajenas en castellano, francés, portugués e inglés.

En este trabajo acompasado por un cajón, contrabajo y Fender Rodhes, Mario se toma algunos cafés con músicos amigos, invitados de lujo para este CD…ver Blog.

Sus canciones abrazan ritmos que van desde el candombe y el samba brasileño hasta la chanson y la bossa nova, músicas que fusiona con pop, funk y reggae con gusto, elegancia, sentimiento y humor.

Seguir leyendo y ver más novedades en su web oficial:  mariomaeso.es

¡Atenção con estos puntos de la gramática portuguesa!

Como no podía ser de otra manera uno de los aspectos que más cuidamos en nuestra academia es la gramática en portugués. Como broma en español solemos agregarle “-iño” o “-iña” al final de toda palabra para que parezca portuguesa, pero obviamente, no es así de sencillo en una conversación real en portugués.

El portugués tiene sus reglas gramaticales como cualquier otro idioma. Y aunque, a simple vista, nos parece un idioma más difícil que el español porque tiene varios tipos de acentos (y otros símbolos en las letras) con una formación de calidad pronto veremos que nos es tan difícil como puede parecer en un primer momento

Simplemente hay unas sencillas reglas que pueden orientarnos para no caer en el “portuñol” sino expresarnos en portugués de forma fluida y correcta.

Hoy os contamos tres de ellas:

1. Uso de la virgulilla y la cedilla

Comúnmente, se le dice virgulilla a la tilde de la letra eñe (~), que en portugués se usa en las vocales A,O y U. Aunque en español, la Real Academia Española acepta también como ejemplos de virgulilla el apóstrofe y la cedilla. Por su parte, la cedilla es la colita que le agregan a la c para transformarla en ç.

En portugués, la virgulilla sobre las letras A y O se llama til. Ejemplos: mãe, põe. No confundamos con “vírgula” que es la palabra portuguesa para llamar a la coma.

A la cedilla se llama cedilha y se pone sobre la letra C antes de A, O, U para obtener un sonido equivalente a la (s) Ejemplos: canção, estação, caçar.

2. Uso del acento grave, del agudo y del circunflexo

Antes de salir corriendo al ver más acentos gráficos que nuestra tilde en español, veamos cuáles son cada uno de ellos.

El acento grave (`), llamado crase, se usa en ciertas contracciones de la preposición A, principalmente con artículos definidos y con pronombres demostrativos. Ejemplos: à, às, àquele, àqueles.

El acento agudo (´) marca la sílaba tónica abierta (en A, E, O) y se usa también en I, U tónicos, en el caso que sea necesario. Ejemplos: flexível, guaraná.

El acento circunflexo (^): se usa en las vocales A, E y O para indicar un sonido tónico de timbre cerrado. Ejemplos: lâmpada, pêssego.

3. Uso de los artículos

En portugués, al igual que el español, se usan artículos masculino y femenino. Pero también se usa el artículo para nombres propios. Por ejemplo, para decir que este es Juan, se dice:
Este é o Juan (o João)

Y también, en portugués se encuentra el artículo determinado delante de pronombres personales. Por ejemplo, para indicar que él es mi padre: Este é o meu pai.

Estos son tres sencillos puntos a tener en cuenta cuando estamos aprendiendo portugués, si los estudiamos y empleamos podremos ver como con un poco de tiempo y práctica, vamos a poder falar y acentuar correctamente en portugués.

×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡