Noticias

Brasil pega el salto: cómo se convirtió en una gran potencia

By 22 de noviembre de 2016 No Comments

En la última década Brasil no sólo se ha convertido en la décima economía del planeta, también podría convertirse en una potencia petrolera y en exportaciones, por eso cada vez más empresas necesitan que sus empleados aprendan portugués para buscar su hueco en un mercado en increíble expansión.

Como buen sabemos el idioma oficial de Brasil es el portugués, y es por eso que uno de los lemas de nuestra academia es: El portugués, el idioma de futuro. ya que además de ser la sexta lengua más hablada del mundo, en un corto periodo de tiempo va a ser imprescindible para todos aquellos que quieran establecer contactos comerciales allí conocer la lengua.

Al tener Brasil tal crecimiento en el ámbito global y ser parte de un grupo de países que serán según los economistas las grandes potencias del futuro. Muchas empresas están empezando a cerrar contratos en este país. Y para adaptarse muchos empleados de medianas y grandes empresas deberán aprender portugués ya que es la lengua oficial del país carioca.

El futuro de Brasil y el crecimiento constante que esta experimentando, es indicativo de que ahora es el mejor momento para invertir en este país, lo que esta convirtiendo al portugués en una de las lenguas principales para los negocios del futuro y cada vez las empresas mirarán con mejores ojos los curriculum en los cuales aparezca el portugués entre las lenguas que conoce el candidato. De igual manera que las mismas empresas están cada vez más interesadas en ofrecer a sus empleados cursos de portugués para empresas para aprender el idioma y poder tener una comunicación más fluida con sus socios allí.

brasil-crecimiento

Pero. ¿Cuales son los motivos de este repentino interés por el portugués? ¿Que ha llevado a Brasil a el nivel en el que esta ahora mismo?

Durante los últimos diez años, hemos escuchado cómo Brasil se convertiría en una potencia económica que junto con Rusia, India y China marcarían la primera mitad del siglo XXI. En buena medida, esto provino del acrónimo BRIC, formado por las iniciales de cada uno de ellos y que suena bien, además de dar la idea de construcción, por el similar sonido con “brick”, ladrillo.

 

Brasil es el país de América latina que recibió más inversión extranjera directa el año pasado. Sus reservas crecen, bate récords en exportaciones, baja el riesgo del país. La estabilidad de las políticas públicas aparece en la lista de virtudes casi tanto como la famosa alegría brasilera.

Lo primero que hay que decir es que la economía brasileña pasa desapercibida para los analistas de la economía mundial, dado que sus tasas de crecimiento no son tan importantes. Incluso para la región, unos indicadores cercanos al 4 y 5% anuales son bajos comparados con los de 7 y 8% que países como Venezuela o Perú tienen. No obstante, lo importante de Brasil es su constante nivel de crecimiento, así como su buen manejo económico.

Bastan unas pocas reseñas:

  • Es la décima economía mundial.
  • Tienen más de 200 millones de cabezas de ganado, mientras nosotros seguimos anclados en los 60 millones de los años 70.
  • Hoy, el 40% del mercado de las carnes en el mundo es manejado por empresas brasileras.
  • Es la octava bolsa mundial por volumen, que en los últimos 5 años creció el 1600 % y que en el primer semestre de 2007 alcanzó el 10% de las emisiones de acciones a nivel global.
  • Sus exportaciones ascienden a 137.000 millones de dólares, más del doble que hace cuatro años.
  • En la década del 40, todo el PBI de América latina sumado, incluido el de Brasil, era igual al de la Argentina; hoy el de Brasil es cuatro veces más grande que el nuestro.
  • Podría también sumarse como socio en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que reúne a los 30 países más avanzados.

 

Para llegar a esto, el gobierno carioca ha tenido que comprometerse imponiendo una férrea disciplina fiscal, ordenando la economía y acercándose a los inversionistas extranjeros, quienes encuentran hoy en Brasil un excelente lugar para hacer buenos negocios, evidentemente parece que ha sido una buena jugada por parte de sus mandatarios, y que hoy estamos hablando de un país con un importante crecimiento y prosperidad, que de esta manera intenta alejarse de su típica imagen de peligrosidad y pobreza.

negocios-en-brasil

Uno de los factores más importantes de la economía brasileña es sin duda alguna su marcada diversidad del aparato productivo, así como de sus mercados de exportación. El 24% de las exportaciones brasileñas tiene como destino Europa, el 15& los Estados Unidos, un 9% para Argentina y para China un importante 7%. Siendo esos los mercados más importantes (las tres potencias mundiales y su principal vecino) es de anotar que tan sólo el 55% de su comercio exterior está enfocado en esos países. El resto se reparte en el resto del mundo.

Dos fenómenos muy importantes sucedieron en Brasil, los que marcaran irremediablemente el futuro económico del país. El primero de ellos fue el anuncio de los bancos Itaú y Unibanco de fusionarse, en lo que es el banco más grande de toda América Latina, el sexto más grande de todo América y uno de los 20 más grandes del mundo. La unión entre ambos entes financieros se dio como respuesta a la crisis desatada en los Estados Unidos, y trajo como ganancia un aumento considerable de la bolsa de valores de Sao Paulo, así como una mayor confianza depositada en el sistema financiero de ese país.

Por otro lado, la estatal petrolera Petrobras, podrá convertirse en los próximos años en una de las empresas más importantes del mundo, dado los últimos descubrimientos en esa zona.

Desde 2.006 Brasil consiguió la autosuficiencia, por lo que los nuevos descubrimientos lo convertirán en un inmenso exportador. Antes de los descubrimientos, Brasil tenía una producción de 2.1 millones de barriles diarios y se esperaba que para el 2.015 la producción llegará a 3.5 millones. Y ahí es donde encontramos la creciente demanda de empresas y trabajadores por afanarse en aprender el idioma portugués y ampliar con ello las fronteras para buscar trabajo y negocios en una de las próximas potencias globales.

¿Y tu? ¿A qué esperas para dar el salto?

 

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies