was successfully added to your cart.

Mi experiencia con Agoralingua en el estudio del portugués

By 10 de octubre de 2018El portugués, Nuestra academia

Una carta muy especial!

Os queremos dejar la extraordinaria carta que nos escribió nuestra querida alumna María Garmendia, que empezó la formación de cero con nosotros y este año se presentó y aprobó, con excelente nota, el examen DUPLE (Nivel Superior C2).

Una alumna muy especial, que ha demostrado que con esfuerzo y trabajo se pueden superar grandes obstáculos y desafíos.

María ya te lo dijimos pero lo repetimos: eres una alumna brillante y un ser humano excepcional. Estamos muy orgullosos de tenerte como alumna y amiga. 

Mi experiencia con Agoralingua en el estudio del portugués.

Desde siempre había tenido una gran curiosidad por la lengua portuguesa, motivada tanto por tratarse de uno de los idiomas más hablados en todo el mundo como, sobre todo, por ser Portugal un país vecino.

Sin embargo, a pesar de encontrarnos ante dos lenguas latinas, entre las cuáles existen grandes semejanzas, y aunque siempre me había esforzado en ello, y había puesto los cinco sentidos, nunca había conseguido entender una sola palabra cuando algún portugués hablaba.

Fue éste el motivo por el que, hace muchos años, decidí comenzar el estudio de la lengua de Camões.

Desgraciadamente, en aquella época no conocía Agoralingua por lo que, empecé a estudiar en el único centro que encontré en el que las clases se impartían en el único horario en el que podía asistir a las mismas.

Sin embargo, a pesar de haber  realizado cursos en dicho centro durante tres años completos, nunca conseguí aprender el idioma,  hasta el punto de haber llegado a pensar que, por algún extraño motivo, podía ser capaz de aprender cualquier otra lengua, por muy complicada que fuese, como por ejemplo el alemán, o incluso el ruso, pero que, nunca conseguiría aprender el portugués, achacándolo a las grandes similitudes con mi propia lengua, y con las otras lenguas latinas que ya conocía.

Fue por ello por lo que, durante ocho años, abandoné la idea de estudiar portugués, habiéndolo dejado por imposible. Sin embargo, quizá por una cuestión de orgullo personal, nunca me conformé con esa idea de mi incapacidad para aprender este idioma.

Fue por ello por lo que, cuando, ocho años después mi hermano me comentó que, una persona que conocía había estudiado en Agoralingua, busqué los datos de dicha escuela, y llamé, para preguntar, si podía empezar de nuevo, desde cero, mis estudios de portugués.

Desde el primer momento me recibieron con los bazos abiertos, y fue así como comencé esta nueva aventura que, se ha convertido en una de las grandes pasiones de mi vida.

Desde mi primera llamada a Agoralingua, me gustó la amplitud de horarios de sus cursos, así como las distintas modalidades de cursos que ofertaban, y muy especialmente, la preparación de todos sus profesores, y el hecho de que todos ellos sean nativos, y cuenten con estudios de filología en lengua portuguesa. 

Ello hizo que, desde el principio, aprendiésemos la gramática de manera adecuada, ordenada y sistemática, además, también desde el primer momento, me gustó que, el libro de texto estuviese orientado hacia estudiantes hispanohablantes, y, por tanto, focalizado en las diferencias entre ambos idiomas, y en los errores que, como consecuencia de las semejanzas entre ambos, un hispanoparlante podría cometer.

Todo ello, no tenía nada que ver con la experiencia vivida ocho años antes, en la que, la gramática nunca me fue enseñada ni de manera sistemática ni correcta, y muchos de los profesores, no contaban con formación lingüística, con la falta de sistematización y de respuesta a las preguntas que eso conlleva.

Pero Agoralingua, no sólo me gustó desde el inició por la manera de impartir la enseñanza de la lengua, sino porque, junto a ésta, proporciona una magnífica enseñanza de la cultura portuguesa en todos sus ámbitos:  música, literatura, historia, culinaria, etc.

En efecto, recuerdo que,  desde el primer trimestre, mi primera profesora nos introdujo en el mundo del fado, y de la canción portuguesa por lo que, ya desde esos primeros meses me apasioné por la cultura y por la lengua de nuestro país vecino.

Ello comportó que, desde el primer año, comenzase a viajar todos los veranos a Portugal, y que, hasta el día de hoy, haya hecho un gran número de  amistades en dicho país, varios de los cuáles, actualmente, se encuentran entre mis mejores amigos.

Seguidamente, a medida que iba aprendiendo más, y gracias a las profesoras de Agoralingua, comencé a conocer la literatura portuguesa, fui capaz de leer “Los mayas” de Eça de Queiróz y, descubrí el gran placer de leer en dicho idioma.

En los últimos años,  gracias, una vez más, a los textos preparados por las profesoras, he podido conocer con mayor detalle algunas etapas importantes de la historia de Portugal.

Hecho que, además de haber servido para ampliar mis conocimientos, me ha permitido afianzar aún más las relaciones con dicho país, y con los muchos amigos que, durante todos estos años, he hecho en el mismo.

Por todo ello, personalmente estoy realmente muy satisfecha de haber conocido Agoralingua, orgullosa y enormemente agradecida de  tener la oportunidad de estudiar con tan buenos profesores, y recomiendo esta escuela, sin ningún lugar a dudas y muy vivamente, a cualquier persona que desee estudiar el idioma de Camões puesto que, insisto, no todos los centros son iguales y, la elección de  una academia equivocada, puede crear un rechazo o hacernos pensar que nunca llegaremos a aprender una lengua que en cambio, estudiada en Agoralingua y gracias a sus magníficos profesores, resulta un placer en el ámbito personal, e incluso, puede llegar a ser muy útil en nuestra vida profesional.

Por último, para terminar esta carta, quisiera hacer una breve mención a la influencia que ha tenido, para mi estudio del portugués en Agoralingua, el hecho de yo ser una persona ciega.

A lo largo de mi vida,  y más concretamente, en el estudio de los distintos idiomas que he aprendido hasta el día de hoy, me he encontrado, desde personas encantadoras , con las que no he tenido ningún problema y que han puesto siempre todo de su parte para facilitarme el aprendizaje, hasta instituciones, incluso públicas, pertenecientes a embajadas de algunos países, que nada tienen que ver con Portugal, que no me han permitido asistir a cursos normales de idiomas por el hecho de ser ciega, y afirmar, que no podía seguir las lecciones como cualquier otro  alumno, y personas, que aun permitiéndome asistir a los cursos, me han puesto problemas, para proporcionarme el material necesario para los mismos.

Muy al contrario, desde el primer momento, en Agoralingua,  no solo me han aceptado sin ningún problema, aún cuando no hablaba ni una palabra de portugués, sino que, y sobre todo, desde el  principio hasta el día de hoy, tanto todas las profesoras, como el personal de secretaría, me han dado todo tipo de facilidades para el aprendizaje del idioma, han tenido conmigo una grandísima paciencia siempre que ello ha sido  necesario, y se han esforzado siempre para proporcionarme el material necesario para los cursos, con la antelación suficiente para permitirme tenerlo listo para las distintas clases, sin que JAMÁS me hayan puesto al respecto ningún tipo de problema.

Por todo ello, quiero expresar, a todo el personal de  Agoralingua que siempre me ha ayudado en general, y a aquéllas que han sido mis profesoras en particular, a las que tengo muchísima cariño y con las que a día de hoy  me une una amistad personal, muy en particular, mi agradecimiento más sincero por haberme aceptado desde el primer momento, y por haberme permitido, gracias a sus magníficas competencias técnicas, y a su gran valor humano, aprender la lengua portuguesa que, se ha convertido en una de mis grandes pasiones, y un elemento muy portante para mi vida, tanto desde el punto de vista personal, como profesional. ¡Muchas gracias a todos!,

Por último,  a todos aquellos que estéis pensando en aprender portugués, o a quienes os gusten los idiomas, y queráis añadir una nueva actividad muy interesante a vuestro tiempo libre,  ánimo, acercaos a Agoralingua que no os arrepentiréis.

Aprenderéis muy bien uno de los idiomas más hablados en el mundo y de mayor proyección  actual que, no sólo os proporcionará un placer personal, sino, que,  incluso , dada la gran importancia de las lenguas en nuestra sociedad, pueda llegar a seros útil en vuestra vida profesional. 

Print Friendly, PDF & Email
×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡
A %d blogueros les gusta esto: