was successfully added to your cart.

La importancia del portugués en un mundo global

By 25 de abril de 2018Cultura, El portugués, Noticias

En un mundo global todo esta interconectado, día a día usamos aparatos fabricados en otros países, vemos vídeos, programas y películas extranjeras e incluso si nos fijamos en el mundo hispano cada vez es más común que a través de Internet conozcamos y sigamos desde España artistas o YouTubers (Los nuevos comunicadores de masas) latinoamericanos.
Mundo global portugues
Eso es un mundo global, al que también podríamos llamar Economía Mundo para los más estudiosos, un mundo unido en el que todos estamos conectados y el que gracias a las nuevas tecnologías cada vez es más usual el contacto y los negocios con gente con la cual nos separan miles de kilómetros.

¿Y cual es la posición del portugués en ese mundo global? ¿Puede la historia darnos alguna pista?.

Pues si, ya que lo primero que tenemos que recordar es que durante los siglos XV y XVI, Portugal fue una potencia económica, social y cultural a nivel mundial y parte importante y muy activa de la formación de eso que hemos llamado Economía Mundo (países con peso que comercian y compiten entre si en lugar de un imperio unificado) a la que condujo el fin de la época de las conquistas europeas que le permitieron exportar la lengua portuguesa a los cinco continentes.

Los países en los que se habla portugués en África: Ángola, Mozambique, Guinea Bissau, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Macau en Asia, en Oceanía Timor Este y en América Brasil, no son países elegidos al azar y diseminados en el mapa si no las rutas marítimas y comerciales que Portugal estableció en ese periodo que el curso de la historia como es el caso de Brasil ha convertido en superpotencia.

Portugal al igual que España e Inglaterra, y por tanto el portugués junto con el ingles y el castellano fue parte muy importante de la formación del mundo tal y como hoy lo conocemos, por lo que no debe sorprender que esté siendo un idioma cada vez con más peso para los negocios a nivel global y que las empresas estén cada vez más interesadas en el teniendo en cuenta este detalle, es simple evolución de la historia del mundo que en nuestro periodo esta virando hacia el sur.

Un mundo globalizado mirando al sur:

Estamos presenciando una revolución silenciosa, cambios en la economía a nivel mundial que cada vez mira más al sur, las empresas de la OCDE respaldan a los países emergentes no solo por que la década de 2010-2020 no será la de los mercados emergentes únicamente porque serán los países motores del crecimiento, sino también porque el desarrollo, la innovación y la producción se están concentrando en esos países, de los cuales saldrán innovaciones y empresas rompedoras. 

Esto cambiará el perfil de las multinacionales de la OCDE ya que se cruzarán dos fuertes tendencias: por una parte, el boom de las multinacionales de los países emergentes y por la otra, la importación de innovaciones con origen en los países emergentes por parte de las empresas de los países de la OCDE.

Las economías emergentes han dejado de ser zonas de baja intensidad tecnológica, y esta década veremos cada vez más multinacionales de los países emergentes presentar sus innovaciones al resto del mundo. Según las Naciones Unidas, hay aproximadamente 21.500 multinacionales basadas en los mercados emergentes.

De Brasil conocemos Petrobras como gigante del petroleo pero además Vale es la mayor empresa minera del mundo y también tenemos que tener en cuenta a la multinacional de la alimentación JBS. Desde el rey de los países emergentes China ya han aterrizado en España con fuerza empresas como Xiaomi y a lo mejor en Madrid nos suena un poco la multinacional Wanda Group.

Podemos concluir con la idea de que estamos ante un mundo interconectado comercial, económica y financieramente y en constante movimiento, un mundo “flat” en el que se van a acabar imponiendo unas determinadas “lenguas” y “lenguajes”, ¿pero es esto nuevo?

Países desarrollados y países emergentes

La historia reciente nos dice que el desarrollo de este nuevo mundo globalizado se viene caracterizando en las últimas décadas por un fuerte crecimiento de los llamados países emergentes (los países del «sur») frente a un estancamiento de los países desarrollados (los países del «norte»).

En los últimos años, el mercado de transacciones empresariales se ha invertido y el flujo de capitales ha cambiado de dirección. Hace una década Estados Unidos y Europa eran líderes en este mercado y ahora las economías emergentes son los nuevos compradores.

En los países del «sur» se concentra más del 80% de la población mundial y sólo el 50% del PIB. En las tres últimas décadas los países del sur también crecen más, se desarrollan más, reducen la pobreza y se expanden hacia fuera.

En este nuevo escenario cada vez más Latinoamérica va incrementando su desarrollo y peso en el comercio y economía mundial, expandiéndose especialmente hacia el norte (EEUU) y el oeste/pacífico (Asia/China…) a la vez que se está integrando cada vez más económica, comercial y financieramente como región.

Este proceso en las últimas dos décadas está siendo acompañado de una mayor intensificación de las relaciones y los movimientos de España y Portugal y sus empresas en América Latina y África, como consecuencia de la globalización, por lo que cada cada vez más las llamadas “Lenguas Internacionales” (Inglés, Español y Portugués)
están expandiendo su presencia tanto en el norte como en el sur, es decir, los idiomas de los países que en un principio hemos dicho fueron participes de la creación del mundo tal y como lo conocemos.

La importancia económica de una lengua. ¿Qué es eso?¿Cómo se mide?

La lengua tiene más importancia económica de lo que pueda parecer ya que se mide por estos factores:

  • Número de hablantes en el mundo;
  • Extensión geográfica;
  • Número de países en los que tiene rango de oficial;
  • Índice de desarrollo humano de sus hablantes (combina nivel educativo,
  • Esperanza de vida y renta per cápita);
  • Capacidad comercial de los países donde esa lengua es oficial;
  • Su tradición literaria o científica;
  • Su papel en la diplomacia multilateral.

Los tres últimos puntos son muy a tener en cuenta, las tres primeras lenguas en el mundo por su importancia económica son inglés, español y portugués por su numero de hablantes y lugares en donde esos idiomas son oficiales.

Esto también significa que por inercia siempre va a ser más fácil para una pequeña o empresa mediana española o portuguesa interactuar entre ellas o buscar nuevos mercados para sus productos en los países con los que comparten idioma, que para una empresa escandinaba o belga por mucho que tengan el ingles como idioma oficial para los negocios. ¿Por qué? pues por que las oportunidades de expansión del español y el portugués siguen estando casi en las mismas rutas comerciales que en un primer momento se establecieron si nos fijamos en la historia junto con los cambios derivados del progreso, y tanto el Portugués como el Español se van a acabar hablando cada vez más en el mundo, reforzando su carácter de lenguas internacionales y con importancia económica de nuevo.

Ante este escenario actual y futuro en el que hablar portugués empieza a ser una condición necesaria para los negocios en su proceso de expansión, Agoralíngua hacemos una oferta orientada a la formación en todos los niveles de portugués ofreciendo una respuesta privada útil y de calidad pensada para el futuro tanto para empresas como para particulares.

Print Friendly, PDF & Email
×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡
A %d blogueros les gusta esto: