Cultura
Artículos sobre la cultura portuguesa.

Unir Portugal y España – Qué es el ibericismo

By 23 de enero de 2017 No Comments

A causa de la crisis económica que se ha producido en los últimos años y que ha afectado con mayor repercusión en el sur de Europa, se ha producido un renacimiento de un antiguo ideal llamado iberismo. Esta corriente de pensamiento que, desde hace más de dos siglos, apoya la unión política de España y Portugal. Partidos a favor de la unión iberica de ambos países de reciente fundación –el Movemento Partido Ibérico en Portugal y el Partido Ibérico Íber en España– han celebrado una reunión conjunta en los últimos meses en la que apoyan una comunidad de naciones en la península ibérica. La llamada Declaración de Lisboa, la cual se aprobó en dicha cumbre, pone de manifiesto las razones de la unión de los tres estados peninsulares actuales: Portugal, España y Andorra.

peninsula iberica

En la actualidad aunque no se hable mucho en los telediarios o en la prensa, el iberismo, sin olvidar las raíces históricas sobre las que se sostiene, se centra principalmente en destacar la conveniencia política, económica y social de una eventual unión. Pero  todo esto, sin pretender imponer una fusión de nacionalidades, ya que un proyecto de tal envergadura  sería inviable  debido a que estos dos países están muy consolidados. Por lo que el iberismo propone que un buen inicio de las relaciones seria el intensificar el ámbito de cooperación entre ambos estados, aventurarse a nuevos proyectos conjuntos y coordinar la acción exterior de ambos países.

La corriente del iberismo cuenta con unos fuertes fundamentos culturales en los países de la península. Este es un gran motivo por el que celebridades insignes de ambos países han defendido que, dada la hermandad natural de portugueses y españoles, la formación de un estado ibérico debía ser un objetivo consecuente a la vez que irrenunciable. Esta extensa lista de personalidades en la que podemos destacar, por ejemplo, en Portugal, el general Latino Cohelo, el  famoso historiador Oliveira Martins, el primer ministro Costa Cabral, el destacado escritor Fernando Pessoa o el Nobel de Literatura José Saramago, y en España, el político Juan Álvarez Mendizábal, el general Juan Prim, el presidente Emilio Castelar, el poeta Joan Maragall o el escritor Miguel de Unamuno.

unamuno

saramago

Culturalmente cabe destacar que Portugal y España comparten elementos geográficos que se manifiesta a lo largo de la frontera entre los dos países, el Miño, Guadiana, Duero, Tajo, que son de los ríos más importantes de la península transcurren por los dos estados, compartimos el mismo clima, la economía rural es la misma debido a que se producen los mismos alimentos: aceite de oliva, vino, cultivos, carnes…

Además ambos países participan de una historia común y en ocasiones paralela, con una evolución diferenciada del resto de Europa. Esta evolución lleva desde la sublevación romana, visigoda, árabe, hasta la formación de los reinos cristianos medievales y el ideal de unión de la Reconquista fundamentado en el objetivo de la expulsión del Islam y la unión de los reinos bajo una misma corona.

La vía iberista, está respaldado por los resultados, de una significativa y creciente aceptación de la esta corriente de unión ibérica, que ofrecen las encuestas realizadas en los últimos años en el por una gran variedad de instituciones, así como los institutos El Cano y Camões, o las universidades de Coímbra, Extremadura o Salamanca. Estos estudios nos muestran una media que indica que más o menos el 60% de los portugueses y el 40% de los españoles darían el visto bueno en primera instancia a la unión política de los dos estados ibéricos. Unos resultados demoscópicos que toman un mayor valor si consideramos que es un tema con una ausencia total en el debate sobre el iberismo en la agenda política de ambos países.

La integración del territorio ibérico, permitiría pensar que se dará una mejora de la vida a los ciudadanos debido a la gran abundancia de recursos que se daría, el reparto de cargas, la eliminación de duplicidades en los servicios públicos y la potenciación de múltiples campos tales como: seguridad social, espacio radioeléctrico, telecomunicaciones, bancos, competiciones deportivas, titulaciones académicas,… El efecto de las ayudas estructurales ha contribuido a quitar la brecha en el desarrollo de ambos países plantando unas bases que beneficiarían así el camino de la integración. Ningún ámbito debería quedar fuera de esta gran unificación, incluso aquellos que son estratégicos como la seguridad y la defensa.

La corriente iberista ha propuesto con sus ideas posibles banderas que serian las banderas del estado ibérico. Estos son dos de los muchos ejemplos.

Bandera.de.Iberia

En el ámbito de políticas externas, la unión  económica y política supondría un aumento del Producto Interior Bruto conjunto aumentando el peso del espacio ibérico en el ambiente de los países de la Unión Europea y, por tanto, consiguiendo una mayor capacidad de negociación con los órganos financieros y de política sectorial comunitarias. La proyección americana, africana y asiática del mundo ibérico dotaría a la comunidad ibérica un peso político global considerable. El nuevo pacto ibérico serviría de base para la generación gubernamental de este espacio mundial.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies