Navidad en Lisboa

By 18 de diciembre de 2017Cultura, Viajes

Ya estamos a un paso de empezar un nuevo año, la Navidad ya se nota en el ambiente y las cenas y celebraciones familiares empiezan a ocupar gran parte de nuestro tiempo.
Sin embargo cada vez es más habitual quienes aprovechan estas fechas para realizar un viaje, conocer otro país y celebrar la Navidad o el año nuevo de una manera especial. Sí este en nuestro plan para las navidades Lisboa es un destino que por su cercanía, clima similar y encantó no debemos pasar por alto.

Arbol iluminado Plaza del Comercio

Con la llegada de la Navidad Lisboa se engalana y las luces navideñas y de los escaparates decoran las calles mezclándose con el tradicional olor de castañas asadas de los puestos callejeros.

Hay varias paradas obligadas que realizar en Lisboa en esta época del año, además es tiempo de regalos por lo que sí aparte de conocer la ciudad queremos aprovechar para comprar algunos regalos o simplemente mirar podemos visitar los barrios de la Baixa y del Chiado, el barrio más bohemio de Lisboa y dónde podemos encontrar tiendas de moda y pequeñas boutiques de nuevos diseñadores, libros y productos típicos portugueses, muy cerca está la Plaza del Rossio realmente llamada Plaza de Don Pedro IV una de las más animadas de la ciudad, repleta de tiendas bares y restaurantes y donde podremos visitar un mercado navideño.

Si queremos ir de tiendas con más glamour tenemos la Milla de Oro de Lisboa la Avenida da Liberdade llena de boutiques y tiendas de lujo.

Otra visita obligada es la feria Natalis, una feria navideña que se celebra todos los años en Lisboa en la que además de encontrar puestos de productos artesanales y regalos también tendremos una amplia variedad de actividades para niños por lo que es un plan perfecto para disfrutar en familia, y por supuesto no podemos olvidarnos de probar el bolo Rei, el dulce típico portugués de estas fiestas similar a nuestro Roscón de Reyes.

También debemos visitar el árbol iluminado de la Plaza del Comercio el cual todos los años se enciende a comienzos de diciembre con un impresionante espectáculo de fuegos artificiales y que algunos años ha conseguido el récord de ser el árbol navideño más alto de Europa. Otra parada obligatoria si se va con niños es el parque de Eduardo VII dónde un año más se instalará una aldea de Navidad en un recinto de casi 20.000 metros en el que podremos ver duendes, muñecos de nieve, renos disfrutar de una pista de hielo, una noria y un sinfín de actividades más. Tenemos otra pista de hielo en Campo Pequeño, y también es una tradición navideña pasar una tarde en familia patinando allí.

Otra de las actividades que se están haciendo toda una tradición en Portugal son los conciertos de Natal organizados en las iglesias en los que aparte de ver el patrimonio cultural de Lisboa podremos ver conciertos tan impresionantes como el de la Orquesta Filarmónica Portuguesa que congregará a 60 músicos dirigidos por el maestro Osvaldo Ferreira.

Y como no, como colofón del viaje y al igual que sucede en España Nochevieja es un día de celebración en la calle hasta altas horas de la madrugada y al igual que la Puerta del Sol, la Plaza del Comercio, más conocida como Terreiro do Paço y Su gigantesco reloj se convierten en el escenario principal para recibir el nuevo año con fuegos artificiales y conciertos en directo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: