was successfully added to your cart.

La literatura brasileña cada vez más de moda en el mundo hispanohablante

By 16 de febrero de 2018Cultura, Literatura, Noticias

Además del cine, la música y los carnavales, las manifestaciones culturales de Brasil como la literatura también ha ido ganando terreno en el escenario mundial y cada vez está más de moda en el mundo hispanohablante.

El profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especialista en literatura brasilera, Jorge A. Ruedas de la Serna, asegura los autores cariocas están ganando cada vez más espacio en el mundo gracias a las crecientes traducciones.

En un reportaje publicado en el diario mexicano La Jornada, el académico explicó que la literatura brasileña había estado aislada a excepción de unos pocos autores como Clarice Lispector, Rubem Fonseca, Guimarães Rosa o Jorge Amado. Pero que en los últimos años, los autores clásicos “están creciendo cada vez más en el mundo gracias a las traducciones desde el portugués y a los estudios que se hacen de su vida y obra”. Este auge también alcanza a los autores más jóvenes, nacidos en los años 60 y 70, que ya están leyéndose en México y en España.

Por su parte, el escritor y traductor mexicano Juan Pablo Villalobos sostiene que si bien “Brasil se puso un poco de moda, con la aparición de Lula Da Silva, el boom económico y el protagonismo internacional”.

“La escritura de ese país, en el que se radicó hace unos años, atraviesa un “momento interesante y contradictorio a la vez”. Explicó que, por lado, es Interesante porque “está comenzando a recibir mayor atención en el ámbito internacional”, pero por otro lado, es contradictorio porque “el fenómeno de mayor difusión de la literatura también viene acompañado de una cierta exclusión: se trata de exportar o vender un cierto tipo de literatura brasileña, más urbana, más cosmopolita, más globalizada y se está dejando de lado una literatura más regionalista, de la periferia; más social”.

Para ejemplificarlo, Villalobos agregó que muchos autores de ciudades o pueblos pequeños acaban por mudarse a las dos ciudades culturalmente más grandes de Brasil: Río de Janeiro y San Pablo. Y que eso modifica los temas que abordan, dejando de lado temáticas más locales y autóctonas. Para el escritor, el público lector hispano todavía tiene mucho por recorrer.

De todas formas, destaca la labor de Luiz Rufatto, un autor muy bien consolidado, y de algunas jóvenes promesas como Daniel Galera con su novela Barba empapada en sangre, Michel Laub con El diario de la caída y Sergio Rodrigues con El regate. También resalta que muchas mujeres vienen ganando terreno, como la antología de cuentos de Paula Parisot.

Ruedas de la Serna también piensa en ese sentido y resume diciendo que “la literatura brasileña es una de las más importantes, no sólo de América Latina sino del mundo”.

Print Friendly, PDF & Email
×
¿Hablamos? ¡mándanos un WhatsApp¡
A %d blogueros les gusta esto: