Cultura
Artículos sobre la cultura portuguesa.

Centenario de las apariciones de Fátima

By 3 de abril de 2017 No Comments

Este 2017 se cumplen 100 años de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, y Portugal lo celebra por todo lo alto hasta el 13 de octubre, con un extenso programa cultural que incluye varias exposiciones, conciertos de música sacra, performances alusivas a las apariciones, conferencias, cursos de verano y el congreso internacional «Pensar Fátima», que tendrá lugar en junio.

Pero su punto álgido será el día 13 de mayo, ya que su Santidad, el papa Francisco, nos visitará.
En www.fatima.pt tenéis toda la información detallada del centenario. ¡Animaos!

Su historia

Todo empezó en la primavera de 1916, con tres niños pastores, Lucía Santos y sus primos, Francisco y Jacinta Marto. Por aquél entonces, Lucía tenía 10 años, Jacinta 7 y Francisco 9.


Los tres niños llevaban a pastorear un pequeño grupo de ovejas en diferentes partes de la sierra: Fátima, donde estaba la Iglesia Parroquial, y Aljustrel, donde vivían los niños.
Dos miradores favoritos eran las colinas que miraban a Aljustrel, cerca de un campo llamado Loca do Cabeço (Lugar de la Cabeza) y la Cova da Iria (Ensenada de Irene) a una corta distancia de Fátima. En estos lugares ocurrieron las apariciones que cambiarían el curso de la vida de estos niños y de la historia del siglo XX.

Primera Aparición

La primera aparición tuvo lugar en la primavera de 1916, cuando un Ángel se apareció frente a ellos presentándose como el Ángel de la Paz, y les enseñó una oración para que la repitieran junto a él tres veces:
Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman.

Segunda Aparición

La segunda aparición ocurrió en el verano de ese mismo año, cerca de la casa de Lucía. El Ángel esta vez se presentó como el Ángel de la Guarda y el Ángel de Portugal, y al ver que los niños estaban jugando, éste los regañó:
¿Qué estáis haciendo? ¡Tenéis que rezar! ¡Rezar! Los corazones de Jesús y María tienen designios Misericordiosos para vosotros. Debéis ofrecer vuestras oraciones y sacrificios a Dios, el Altísimo.
Recordemos que 1917 es un momento muy delicado para la humanidad. Gran parte del mundo sufre los estragos de la Primera Guerra Mundial.

Tercera Aparición

Octubre de 1916. El Ángel apareció en Cabeço sosteniendo con su mano izquierda un cáliz, y sobre él, una Sagrada Hostia que derramaba gotas de sangre que caían al cáliz.
Después de rezar, el Ángel les dio la Sagrada Comunión, a Lucía le depositó la Sagrada Hostia en la lengua, y después compartió con Jacinta y Francisco el cáliz de Sangre. Pasaron casi 8 meses hasta la siguiente aparición.

Aparición de la Virgen de Fátima


Cova de Iria. Fue ahí donde la Santísima Virgen, bajo el nombre de Nuestra Señora del Rosario se les apareció en seis ocasiones en 1917, y una novena vez en 1920 (sólo a Lucía).

  • La primera aparición tuvo lugar el domingo 13 de mayo de 1917.
    La Virgen les anuncia que, durante un periodo de seis meses, deberán acudir allí, ya que habrá una aparición en el mismo lugar, todos los días 13 de cada mes, a la misma hora.

 

  • El segundo encuentro tuvo lugar durante la fiesta de San Antonio de Padua, el 13 de junio de 1917. Los niños iban acompañados de 50 personas. La Virgen les anuncia que Jacinta y Francisco pronto estarán con ella en el cielo mientras que Lucía permanecería en la Tierra más tiempo, para difundir la devoción al Corazón Inmaculado de María. En la palma de la mano derecha de Nuestra Señora había un corazón rodeado de espinas que lo atravesaban, atormentado por los pecados de los hombres y pidiendo reparación por ellos.

 

  • La tercera aparición, el 13 de julio, fue sin duda, la parte más controvertida del mensaje de Fátima, proveyendo un secreto en tres partes que los niños guardaron celosamente. Las primeras dos partes, la visión del infierno y la profecía del futuro rol de Rusia y cómo prevenirlo, no serían reveladas hasta que Lucía las escribió en su tercer diario, en obediencia al obispo, en 1941. La tercera parte, comúnmente conocido como el Tercer Secreto, fue más tarde comunicado al obispo, quien lo envió sin leer al Papa Pío XII. El Secreto fue una prueba de fuego para los tres pequeños, todos intentaron sin éxito que fuera revelado, incluso en gobierno civil.

Debido al incremento del número de personas que estaban interesándose por lo que pasaba en Fátima, las autoridades prohibieron a los niños ir al siguiente encuentro. El Administrador del Concejo apresó y llevó a Vila Nova de Ourem a los pastorcitos con la intención de obligarles a revelar el secreto, incluso mandó preparar una caldera de agua hirviendo amenazándoles con asarles, intentando sin éxito que se retractaran. Los soltaron dos días después. Más de 20.000 personas se congregaron ese 13 de agosto.

 

  • El 19 de agosto, mientras alimentaban al rebaño en un lugar llamado Valinhos, la Virgen se les apareció de nuevo y les comunicó que las donaciones que la gente está dejando, la empleen para construir una capilla a Nuestra Señora del Rosario.

 

  • El 13 de septiembre los niños, junto a más de 30.000 personas, se encontraban rezando el Rosario en Cova de Iria cuando se apareció la Virgen y les dijo que, en su última aparición, realizaría un milagro para que la gente creyese, pues los niños habían sufrido mucho por parte de los escépticos.

 

  • Un día lluvioso, el 13 de octubre, la Virgen se apareció por última vez. “Yo soy Nuestra Señora, deseo que se construya una capilla aquí en mi honor, que la gente rece el Rosario todos los días. La guerra terminará. La guerra va a terminar, y los soldados pronto regresarán a casa.”

Más de 70.000 personas estuvieron presentes esa tarde y fueron testigos del milagro anunciado, la lluvia cesa de repente y el sol comienza a girar sobre sí mismo lanzando a todos lados rayos de luz de varios colores: amarillo, lila, naranja y rojo. Paró y el suceso volvió a repetirse. De repente, pareció que caía sobre la multitud allí presente, que miraron horrorizados y se pusieron de rodillas a pedir perdón.
Durante esos 10 minutos, dos fenómenos fueron apreciados: “El Milagro del Sol”, visto por 70.000 personas, y las apariciones que vieron sólo los niños: San José con el niño Jesús bendiciendo al mundo.
Durante las apariciones, mientras los pastorcitos dialogaban con la Madre Celestial, los testigos veían una nube sobre la pequeña encina en la que se posaba María. También sentían un sonido peculiar, como un leve zumbido, y veían como se arqueaban las ramas del árbol ante el peso de algo que era invisible para ellos.

De los tres secretos confiados, sólo dos se conocen, el primero fue una visión del infierno, y el segundo, el inicio de una nueva Guerra Mundial (la segunda). El tercer secreto permanece escrito en un sobre cerrado en el Vaticano. Según cuentan, el papa Juan XXIII lo leyó en 1960 y le aterró tanto, que ordenó que se cerrara bajo llave y no se hiciera jamás público.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies