Cultura
Artículos sobre la cultura portuguesa.

Basílica de Nuestra Señora Aparecida

By 2 de mayo de 2017 No Comments

La Basílica de Nuestra Señora Aparecida es el segundo templo más grande del mundo, sólo superado por la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Se encuentra en el estado de São Paulo, en la ciudad de Aparecida, allí se haya la imagen de Nuestra Señora Aparecida, patrona de Brasil, y su historia es digna de mención.

Su historia

Todo comienza en 1717, cuando Pedro Almeida, el gobernador de São Paulo, se dirigía hacia Minas de Gerais. Al pasar por la villa de Paraíba, pidió a tres pescadores del lugar que los provinieran de pescado fresco.

Domingo Martins, Felipe Pedroso y Juan Alves, fueron los tres pescadores elegidos.
Se dirigieron al rio Paraíba do Sul, pero después de un tiempo, seguían sin pescar nada. Navegaron río arriba, a la altura del puerto Itaguassú, donde siguieron intentándolo, hasta que uno de ellos pescó algo. Era una estatua de cerámica cubierta de barro, el cuerpo de una virgen sin cabeza, de 36 centímetros.

Volvieron a echar la red y sacaron la cabeza de la imagen, de tez negra. Se trataba de Nuestra Señora de la Concepción. Inmediatamente después, el río se colmó de miles de peces.

El pescador Felipe Pedroso se quedó con la imagen y quince años después, se fue a vivir a Itaguassú, donde la encontró.

En el año 1733, Felipe regaló la imagen a su hijo Atanacio, quien construyó un oratorio para venerar a la virgen junto con sus familiares y vecinos.
Muy pronto empezó a correrse la voz de los milagros que realizaba la virgen a quienes le pedían favores, y la capilla se quedó pequeña.


El 26 de julio de 1745 se inauguró una capilla más grande en el Morro de los Coqueiros, que mandó construir José Alves, vicario de la parroquia de Guaratinguetá. Alrededor de la capilla, comenzó a construirse un pueblo.

La imagen fue colocada dentro de un cofre en la piedra angular que el Cardenal Patriarca de Lisboa, Manuel Gonçalves Cerejeira trajo de la cueva de Fátima.

Pero el número de peregrinos y feligreses seguía creciendo y tuvieron que ampliar la capilla hasta en dos ocasiones. En 1852 y en 1888.

En 1908 el templo fue elevado a la categoría de Basílica menor y en 1930, el Papa Pío XI declaró a Nuestra Señora Aparecida Patrona del Brasil.

En 1946 se empezó a construir la actual Basílica y Santuario (Basílica Nova), y en el año1980, fue consagrada oficialmente a Nuestra Señora de Aparecida por el papa Juan Pablo II.

En 1954, cuando se realizó el Primer Congreso Nacional de Nuestra Señora de Aparecida, la CNBB (Conferência Nacional dos Bispos do Brasil) pidió a la Santa Sede fijar la fecha oficial el 12 de octubre, petición que fue atendida.

Cada 12 de octubre, miles de fieles provenientes de todo el mundo se consagran en el fervor religioso.

Datos

  • La Basílica tiene unas dimensiones monumentales: 173 metros de largo, 168 metros de ancho, superficie cubierta de 18.000 metros cuadrados, la cúpula es de 80 metros de altura y capacidad para 45.000 personas, con 75.000 en todo el complejo..
  • La torre de la Basílica mide 100m de altura en la cual los peregrinos pueden subir con modernos ascensores para observar la ciudad de Aparecida y el puerto de Itaguassú donde se encontró la imagen de Nuestra Señora.
  • En el Santuario Nacional de Nuestra Señora, los peregrinos cuentan con ambulatorio médico, bazar, sala de bautizados, capilla de penitencia, salón para las comidas, guardería, aparcamiento, exposición, museo, sala de las promesas y centro de apoyo al romero, donde el comercio religioso es bastante diversificado.
  • La Pasarela de la Fe fue inaugurada en 1972 para unir la Basílica Vieja a la Basílica Nueva. La construcción en forma de “S” es un homenaje a la Santa Nossa Senhora da Conceição Aparecida. La pasarela es destino cierto para quien visita la ciudad, especialmente los domingos, cuando, en el horario de las misas, la acera acaba repleta de visitantes. La pasarela de la Fe tiene 500 metros de extensión. En la parte más alta de la Pasarela es posible tener una visión panorámica de la ciudad.
  • Su estilo barroco está marcado por dos torres y campanas. Los escalones de piedra de la entrada del templo están gastados y marcados por los pies de millones de fieles que visitan el lugar todos los años. El templo ya pasó por reformas y ampliaciones que están siendo registradas en las diversas fechas clavadas en sus imponentes paredes externas.
  • En el interior de la Iglesia, el altar y el retablo fueron esculpidos en mármol de Carrara, en Italia. Los púlpitos y las tallas ornamentales fueron esculpidos en cedro.
  • La Capilla de las Velas está en la Basílica Nueva. La cantidad de puntos luminosos forma un espectáculo, que emociona a quien llega allí. Son velas de todos los tamaños y formas, que representan los pedidos y los agradecimientos de los fieles.
  • La sala de los Milagros y de las Promesas está en el subsuelo de la Basílica Nueva y es uno de los lugares más visitados del Santuario. El ambiente fue creado para recibir y exponer las piezas entregadas por los fieles, como las fotografías, que cubren completamente las paredes de la sala.
    Actualmente,
  • Aparecida recibe la visita de 7 millones de personas anuales.
Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: