Cultura
Artículos sobre la cultura portuguesa.

Azulejos de Portugal

By 28 de marzo de 2017 No Comments

 

No hace mucho, hicimos una breve introducción sobre la historia de los azulejos de Portugal.
Hoy, queremos ampliaros al máximo la información, para que aprendáis más cosas sobre nuestro bello país luso.

Azulejos de Portugal

Si paseas por las calles de Portugal, te será difícil no reparar en ellos ya que Portugal fue y sigue siendo, un pilar importante en cuanto a la producción de azulejos se refiere.
Su historia se remonta al siglo XV, cuando los reyes portugueses quedaron prendados de ellos al ver cómo los utilizaban los musulmanes en la Edad Media en su decoración de paredes y suelos.

Pero Portugal no se conformó con el clásico azulejo liso y pulido, y los adoptó de forma única, como ningún otro país europeo.
Dos siglos después, en el siglo XVII, Portugal se convirtió en un mundo de color, aparecen en Lisboa los primeros talleres de artesanos y poco a poco se llenan plazas y jardines, conventos e iglesias, palacios, fuentes y escalinatas con azulejos decorativos.


Estos tenían motivos geométricos y algunos incluso con textos explicativos, donde contaban la historia de santos o fábulas tan famosas como las de La Fontaine.

Hoy en día se siguen utilizando, una muestra de ello es el mural “Lisboa de los mil colores”, creado por Paulo Rodrigues Ferreira para la Exposición Universal de París en 1937.

Qué visitar

  • Museo Nacional del Azulejo

Si deseas conocer toda su historia, deberás ir al Museo Nacional del Azulejo, en Lisboa.
Está ubicado en el convento Madre de Deus, y allí podrás empaparte de todo su esplendor y conocer su evolución artística, azulejos que datan de todas las épocas, desde sus comienzos, hasta su actualidad. Dispone de una réplica del mural “Lisboa de los 1000 colores”.
En la planta primera se encuentran los azulejos más antiguos, desde las primeras muestras encontradas, hasta comienzos del siglo XVII.
En la planta segunda, los azulejos desde el siglo XVIII hasta el siglo XX.
En la tercera planta hay una única sala, donde están las piezas más importantes del museo incluido el famoso panel de 23 metros, fechado en 1700, que representa la ciudad de Lisboa antes del terremoto de 1755, donde ya os hablábamos de él aquí.

Las estaciones del metro de Lisboa


Imprescindibles visitarlas, en ellas encontrarás obras de artistas portugueses de renombre internacional, como es el caso de Maria Helena Viera da Silva con su obra Cidade Universitária o las figuras de Júlio Pomar Culebras en la estación de metro Alto dos Moinhos.

Fachada de la Fábrica Viúva Lamego


Esta fábrica de azulejos y tejas fue fundada en 1849 y, aunque ya no se encuentra en el mismo lugar, dejaron el edificio ya todas sus paredes fueron revestidas de azulejos.
En la calle Largo do Intendente, está revestido de azulejos decorados en variados colores, con motivos vegetales y también figuras humanas que hacían imaginar una relación con la cerámica China, en la Avenida Almirante Reis, la gama de colores se reducía al clásico azul sobre fondo blanco.

Los azulejos se realizaron con un planteamiento total en cada fachada, teniendo en cuenta los huecos de ventana y los elementos de fragmentación de plantas

Museu Bordalo Pinheiro


Rafael Bordalo Pinheiro fue uno de los ceramistas más conocidos del siglo XIX al decidir dar volumen a los azulejos creando motivos que representaban insectos y plantas.
El museo exhibe la colección más amplia e importante de este autor, abarca las distintas fases de Bordalo e incluye una biblioteca con publicaciones originales, especializada en caricaturas y cerámica.

Palacio Nacional de Sintra


También conocido como Palacio da Vila, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. Podremos ver, entre otras muchas cosas, el arte de la azulejería a lo largo de los siglos, en consonancia con los gustos de los antiguos reyes que aquí vivieron.

Iglesia de San Lorenzo


Situada en Agrave, su interior está completamente revestido de azulejos, representando distintos pasajes de la vida de San Lorenzo Mártir.
Esta impresionante obra de azulejería data de 1730, a manos del ceramista Policarpo d´Oliveira Bernardes.

El historiador especialista en cerámica, Engenheiro Santos Simöes, nombra a este templo como el más extraordinario de Portugal.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies