Notas de prensaPractica português

8 Consejos para seguir estudiando portugués en vacaciones

By 16 de julio de 2017 No Comments

Aunque desde nuestra academia seguimos dando clases en verano, sabemos que el calor es el peor aliado para estudiar.

Automáticamente nuestra mente asocia esta época del año con salir, playa, amigos y tiempo libre, y el calor no invita a quedarse en casa, produce sensación de cansancio, nos cuesta concentrarnos y estar mucho tiempo en el mismo lugar. Estas circunstancias hacen que sea necesario planificar una buena rutina de estudio si queremos seguir estudiando portugués en vacaciones y lo más importante tenemos que compaginar correctamente el tiempo para disfrutar estos días de descanso sin dejar de lado objetivos y obligaciones.

Estudiar portugués en verano

Os dejamos 8 trucos y consejos para que podáis seguir practicando en vacaciones el portugués aprendido en la academia durante el curso.

 

1- Haz una tabla de horarios y cúmplela

Si estas de vacaciones, asistir a clases de portugués ya no formará parte de tu rutina, por lo que es muy fácil descuidarse y perder el hábito de estudio. 

Con una sencilla hoja de cálculo podemos hacer una tabla especificando las horas de estudio, que deben ser las mismas cada día, y establecer un plan en el que complementemos el tiempo de ocio con el estudio, si planeamos esto correctamente tendremos tiempo para todo.

2- Cuida las horas de sueño.

En verano tendemos a trasnochar más y dormir peor y por lo tanto a levantarnos más tarde, por lo que es muy importante ponernos un horario y cumplirlo.

Tenemos que intentar despertarnos a la misma hora de lunes a viernes, las 9 de la mañana es una hora perfecta, y así aprovechar las horas más frescas del día para estudiar, con este horario podemos incluso acostarnos relativamente tarde y aún así dormir las 8 horas recomendadas para al día siguiente rendir bien.

3- Toma mucha agua y come ligero.

Si al calor sofocante y la pesadez que genera le añadimos comidas copiosas imposible ponerse a estudiar, por lo que si pretende estar un buen rato inmerso en tus libros y ejercicios de portugués, comer como si no hubiese un mañana no es buena idea.

Come ligero y acompaña el estudio con algunas piezas de fruta, helado, cereales, zumos y sobretodo ten siempre a mano una botella de agua para así no tener que levantarte cada dos por tres. Sobra decir que es obligatorio un ventilador o aire que nos hagan más soportables las horas de estudio.

4- Conciencia a tu familia y amigos.

En vacaciones surgen más planes y muchas veces estamos todos los miembros de la familia en el mismo lugar o algunos de nuestros amigos también están de vacaciones.

Pide a tus padres y hermanos que intenten no molestarte o hacer menos ruido en determinado horario e intenta elegir un lugar para estudiar lo más tranquilo posible. Avisa a tus amigos que no te envíen WhatsApp y que no puedes hacer planes en ese determinado horario. Conciencia a tu alrededor de que es importante para ti estudiar  y que quieres cumplir el horario que te has marcado.

 

5- Aprovecha para estudiar al aire libre.

Ya tendrás tiempo en invierno de encerrarte en tu habitación para estudiar. Si estas en un apartamento de veraneo y tiene jardín o patio puedes extender una manta y montar tu campamento de estudio, solo necesitas tu tablet o portátil y un enchufe cerca.

Si prefieres no utilizar el ordenador y estudiar solo con tus libros de portugués, puedes hacerlo en un parque cercano, la orilla de la playa o en la piscina y así seguir estudiando pero disfrutando de sitios en los que no podríamos estar en invierno.

 

6- Consigue libros y películas en portugués

Una de las ventajas de estudiar portugués, es que tanto Portugal como Brasil son dos países con una extensa filmografía que merece la pena ver, y que ya os comentamos en otros artículos sobre cine de Portugal y cine de Brasil.

Ver películas o buscar un libro que queramos leer en portugués nos puede ayudar a seguir practicando y aprendiendo, reforzar lo aprendido en clase y mejorar nuestra pronunciación de una manera mucho más liviana y divertida que pasar una tarde entre libros.

 

7- Premia tu esfuerzo, te lo mereces

No es sencillo estudiar en verano, mientras por nuestra mente pasa continuamente que podríamos estar en la playa, en la la piscina o haciendo cientos de actividades con los amigos.

Mantente positivo, eres responsable y lo vas a conseguir, regalarte pequeños premios y caprichos por ello cuando alcances  metas como terminar un tema, unos ejercicios, o hagas algún avance, es una buena forma de compensar tu esfuerzo.

 

8- Y lo más importante, !Disfruta de tus vacaciones¡

Aunque tu razón para aprender el idioma sea importante, como un trabajo o aprobar unos exámenes en portugués, no renuncies a tus vacaciones y sobretodo no te agobies, ya que es la peor manera de afrontar cualquier reto.

Tanto Agoralingua como otras academias de portugués en Madrid contamos con cursos intensivos de portugués en verano e incluso clases particulares a distancia si te hiciese falta una rutina y un plan de estudios serio y enfocado a aprobar.

Pero también es importante tomarnos momentos de descanso con los que recargar las pilas, despejar nuestra mente y disfrutar de nuestras vacaciones, la clave para poder hacerlo todo sin descuidar obligación y ocio es sencilla: planificación.

Esperamos que estos 8 consejos para seguir estudiando portugués en vacaciones os ayuden a mejorar vuestros hábitos de estudio, ya que además algunos se pueden extrapolar a cualquier época del año, y os hagan más llevaderas las horas que empleéis en ello.

Recuerda, planificación, responsabilidad y !disfrutar del verano lo máximo posible mientras seguimos aprendiendo¡.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies